Los dientes y los bebés

Los nuevos estudios indican que hay que mantener una buena higiene bucodental en los bebés desde recién nacidos. En teoría, cada vez que el bebé mame o tome biberón hay que pasarle una gasa húmeda por las encías para limpiar los restos de leche que hayan podido quedar depositadas en ellas con el fin de prevenir las caries del biberón, y, por supuesto, hay que lavarle los dientes con cepillo de cerdas suaves y pasta especial infantil desde la aparición del primer incisivo. Ahora bien, ¿es eso sencillo?

Pues cuando aún son muy pequeños es más o menos fácil pues abrirle la boca a un bebé recién nacido o de pocos meses de vida y pasarle una gasita por las encías no resulta nada complicado, de hecho, no oponen resistencia ninguna por lo que no será una tarea que nos traiga demasiados dolores de cabeza. Ahora bien, cuando el bebé empieza a tener constancia de sí mismo, empieza a descubrir su propio cuerpo y empieza a tener cierta fuerza, es posible que cierre la boca a cal y canto y lo de pasar la gasita ya no sea tan fácil, y mucho menos aún intentar lavarle los dientes.

La caries del biberón

Se trata de un tipo de caries infantil que provoca un proceso destructivo del diente debido a que las bacterias se alimentan de los restos de azúcares que quedan en los dientes o encías, provocando la desmineralización de la superficie dental. Cuanto más largo sea el periodo en el que estén las encías o los dientes sin limpiar, más tiempo tendrán las bacterias para actuar y más posibilidades tendrán de generar la caries. Por eso la caries se reproduce más rápidamente durante las horas de sueño nocturno.

Una de las peores costumbres que podemos inculcar a los lactantes es dormirse con el biberón en la boca ya que al hacer eso tienen más riesgo de sufrir caries en los dientes de leche porque determinados ingredientes presentes en la leche permanecen más tiempo en sus dientecitos y pueden producir caries.

La Organización Colegial de Dentistas de España asegura que 1,8 millones de niños menores de 12 años tienen caries en sus dientes primarios y muchos de ellos empiezan siendo aún bebés lactantes.

Una buena higiene bucodental

Algunos expertos aseguran que si los bebés acaban viendo los momentos de higiene bucodental diario de forma rutinaria, será más sencillo que de niños, adolescentes y posteriormente en su madurez, sigan lavándose los dientes sin olvidos ni dejadez, pues lo tendrán asimilado internamente. Ahora bien, cuando el bebé decide no abrir la boca para permitirte esa limpieza la cosa se pone muy complicada.

Ante esta situación, los pediatras y odontopediatras recuerdan que ante todo no debemos forzar al bebé. Debemos tener en cuenta que si forzamos al bebé a hacer algo que no quiere empezará a asociar el momento de lavarse los dientes a un momento incómodo, que no le gusta, y en el que siempre acaba llorando. Por eso no debemos rendirnos, pero siempre desde el juego ye l buen humor. Podemos cantarle canciones, hacer juegos previos al momento de la higiene dental, lavarnos los dientes antes para que nos vea a nosotros hacerlo, y por supuesto, tener muchísima paciencia pues, al final, según los expertos, se consigue el objetivo.

Consejos:

  • Los dientes deben lavarse de los la aparición del primero de ellos, dos o tres veces al día, después de cada comida. Podemos usar un trapito húmedo o gasa humedecidos con agua para limpiar suavemente los dientes y las encías.
  • La pasta de dientes se empezará a usar con un cepillo de cerdas suaves en cuanto veamos que el bebé está preparado para dejarnos actuar libremente en su boca. Utilizaremos siempre una pasta de dientes infantil con una cantidad de flúor de entre 500 y 1000 ppm hasta los dos años de edad. Pondremos la cantidad equivalente a una lenteja sobre el cepillo y pasaremos suavemente el mismo sobre los dientes de nuestro bebé, dejándole a él que coja el cepillo si así lo desea, pero guiándole levemente para que la limpieza sea correcta.
  • Entre los 2 años y los 6 el flúor de la pasta de dientes debe ser de entre 100 y 1450ppm, y la medida a usar en cada cepillado es la de un guisante aproximadamente.
  • Los mayores de 6 años usarán pastas con 1450 ppm de flúor y 1 cm de pasta sobre el cepillo.
  • Debemos recordar que tanto el paladar como la lengua también han de cepillarse con suavidad.
  • Debe usarse un cepillo de dientes especial con bordes redondeados y no debemos dejarles solos, ya que su coordinación aún no es suficiente como para cepillarse sin ayuda.
  • A partir de los 3 años es cuando deberían empezar a aprender a escupir la crema correctamente por lo que podemos incrementar la cantidad de pasta de dientes a usar y fomentar aún más su autonomía.
  • Las visitas al odontopediatra deberían realizarse de forma periódica (si no hay problemas mínimo una vez al año) a partir del año de edad aproximadamente.
  • Poco a poco, podréis ir inculcándole el uso del hilo dental, siempre a partir de los tres años o más.
  • El Colutorio solo deberá usarse cuando los niños escupan la totalidad del producto y no se traguen nada. A partir de los 5 años es lo más recomendable.

¿Sabías que la última evidencia científica disponible nos dice que lo ideal tanto en niños como en adultos sería no enjuagar la boca con agua, simplemente escupir sin más y que la pequeña cantidad de pasta que aplicamos en el cepillo se quedara sobre las piezas dentales?

Así que, como dice Lucía Mi Pediatra, “empecemos por cambiar  nuestros hábitos: cepillo seco, pequeña cantidad de flúor, cepillado durante al menos dos minutos y escupitajo (los que sean necesarios)”.

El traumatismo dental infantil

Uno de los asuntos de consulta dental urgente son los traumatismos dentales, y en el caso concreto de la población infantil, se trata de un problema odontológico bastante común. La explicación es bastante simple, primeramente cuando el niño comienza a caminar, su falta de estabilidad, de coordinación, su inseguridad o la falta de miedo por la exposición a potenciales peligros y más tarde durante su etapa escolar o adolescente por la práctica de juegos o por la utilización de juguetes como patinetes, monopatines o por la participación en actividades deportivas, sobre todo de contacto como fútbol, rugby, baloncesto, etc., todo ello hace que las estadísticas sean bastantes altas. 

Otras causas importantes de producción de traumatismos en las diferentes edades son los accidentes de tráfico, caídas involuntarias, maltrato o violencia doméstica, etc. Se estima que el porcentaje de traumatismos en los niños con dientes de leche, el 50 % de ellos habrá sufrido alguno antes del fin de los estudios primarios, mientras que en personas con dientes definitivos el porcentaje de traumatismos ha ido aumentando en los últimos tiempos, pasando de un 20 – 30 % en los años 90, hasta el 20 – 58 % en el año 2003.  

¿Qué entendemos por un traumatismo dental?

Un traumatismo dental es una lesión producida por un fuerte golpe que puede afectar a una pieza dental y sus estructuras adyacentes como el hueso, la encía, dentina… pudiendo producir lesiones en los tejidos dentales duros, en los tejidos periodontales o en los tejidos de soporte de los dientes, provocando la movilidad de uno o varios dientes, lesiones en el esmalte y la dentina, fractura parcial en la corona dentaria, pérdida de uno o varios dientes, modificación de la posición del diente, heridas en la cavidad bucodental, lengua, labios… 

Lógicamente, no es lo mismo un traumatismo producido en una dentición de leche o temporal, donde la fractura va a comportar una alteración temporal de la pieza dental hasta que sea recambiada por la pieza dental definitiva correspondiente, que el traumatismo provocado en una pieza dental que ya es permanente, ya que esto comportará una alteración en dicha pieza dental de por vida. En la actualidad el efecto estético puede ser minimizado gracias a los tratamientos estéticos, los cuales dependerán de la gravedad de la situación, pudiendo ser desde la colocación de carillas, colocación de una corona o incluso la realización de un implante dental en el caso de pérdida total de la pieza dental.

Generalmente, ante un traumatismo dental las piezas dentales más afectadas suelen ser los incisivos centrales de la arcada superior. 

¿Cómo actuar ante un traumatismo dental?

Como dijimos anteriormente en el caso de producirse un traumatismo dental de debe acudir lo antes posible a la consulta de un odontólogo. En este sentido, si vosotros no tenéis ninguno de confianza, sobre todo para vuestros pequeños, nosotros os recomendamos la clínica dental Mesiodens, dado que su equipo de profesionales multidisciplinares sabe atender y tranquilizar a todos sus pacientes, incluidos los niños, quienes suelen tener miedo a estas visitas, y lo hacen mientras ofrecen el mejor servicio de odontología integral a sus pacientes, contando siempre con la mejor formación y los últimos avances dentales.

Mantener la calma es fundamental, es posible que ante esta situación se presente dolor y un abundante sangrado. En este caso se debe enjuagar la boca con agua a temperatura ambiente y aplicar presión para detener la hemorragia. Si el diente se ha salido de su orificio se debe recoger, intentando no tocar en ningún caso la raíz del diente, y enjuagarlo con agua, en el caso de que esté sucio e intentar colocarlo y mantenerlo nuevamente en el orificio bucal. Si esto no fuese posible se colocará el diente en un recipiente con leche, suero fisiológico o con agua y se acudirá de inmediato a la consulta de urgencias de un especialista, con la finalidad de intentar colocar y reimplantar el diente en su lugar, si ello fuese posible. Si el traumatismo afectó al nervio o a la raíz del diente, lógicamente el pronóstico empeora.

Si la pérdida es de una pieza dental de leche no será necesario su reimplantación, pero sí su valoración por un especialista y la realización de un posterior seguimiento. 

Las caries, otro de los problemas más habituales

Otra de las causas que mayores consultas dentales infantiles ocasionan son las caries. Su origen en los dientes de leche se debe a diferentes causas: introducción de líquidos azucarados en el biberón, quedarse dormido succionando el biberón, bebidas a base de zumos de frutas, golosinas, dulces, etc. lo que hace que una parte de estos alimentos azucarados quede sobre la superficie dental produciendo ácidos que atacan y destruyen el esmalte dental, por lo que se recomienda cambiar los hábitos alimentarios, evitando los azucares y manteniendo una estricta higiene dental.

¿Qué hacemos con los niños este verano?

Si desde hace años es la gran pregunta cada vez que se acaba el curso escolar, este año con la suspensión definitiva del colegio por culpa de la pandemia del coronavirus, los padres se hacen una y otra vez esta pregunta. ¿Qué hacemos con los niños? Pues parece que puede estar claro, habrá que tirar más que nunca desde las empresas que realizan actividades extraescolares.

Como será un verano especial, por llamarlo de una manera, es inevitable una llamada a una empresa con experiencia para que nos asesore. Sport & Balance S.L., a través de su empresa de actividades extraescolares en Madrid AEM, se ha especializado en todo tipo de actividades para colegios, ya sean deportivas, educativas o artísticas. Su objetivo es ofrecer un servicio integral de calidad cuya base es el compromiso, el bienestar social, la responsabilidad y la innovación, algo que es esencial en los tiempos que corren.

Campamentos en colegios

Desde hace unos años se vienen organizando unos divertidos campamentos urbanos de verano en Madrid, en los que los niños y niñas pueden disfrutar de las diferentes actividades de tiempo libre.  Los campamentos urbanos se desarrollan en las instalaciones de los colegios, donde se adaptan para contar con la mejor realización de actividades a medida. Todas las actividades giran en torno a una temática que deberá elegir el colegio para poder realizar la planificación del campamento urbano.

Campamentos en urbanizaciones

Son muchas las familias que se han ido a vivir a urbanizaciones, y claro, es más complicado ir al colegio por falta de medios. Por eso, una buena opción es la organización en las propias urbanizaciones, donde los niños/as pueden disfrutar de las diferentes actividades de tiempo libre que planificamos para ellos, con la tranquilidad que da a los padres que estarán bien cuidados sin salir de casa. Con esto se demuestra que no hace falta tener grandes instalaciones, las instalaciones se adaptan con las que cuente la urbanización  para realizar la planificación de las actividades.

Campus deportivos

Deporte y niños es algo que va de la mano y que supone diversión. A los más pequeños de la casa les ofrecen el poder vivir una experiencia inolvidable a través de unos Campus Deportivos, donde podrán desarrollar sus habilidades técnicas en la disciplina deportiva que ellos elijan. Pero donde además se hacen muy buenos vínculos. En estos lugares se juegan al fútbol, fútbol sala, baloncesto, pádel, pero también se celebran torneos internos, actividades recreativas en zona multimedia y complementarias, tendientes a formar a los niños en valores como la solidaridad, el compañerismo, trabajo en equipo y que crezcan bajo unos hábitos de vida saludables, enseñándoles los beneficios de la práctica deportiva.

Además, en estos Campus Deportivos se incluyen excursiones y visitas a espacios e instalaciones donde se fomente la amistad, el trabajo en grupo y la cultura.

Campamentos en la naturaleza

Si lo que quieres es que tus hijos salgan del asfalto de la ciudad y puedan respirar aire puro, la mejor opción para este verano es la de enviarle a un campamento en un entorno natural.  Por ejemplo, uno es un campamento en el entorno natural del Centro Educación Ambiental Fuente del Roble, ubicado en pleno corazón del Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas, al noreste de Andalucía. Un campamento que es bilingüe y donde se une deporte, ocio activo, ecología, idiomas y mucha diversión Sin duda un paraíso para las actividades multiaventura.

Pero si no quieres que tu hijo se desplace tantos kilómetros, otra opción es la de enviarlo a uno en el mismo Madrid, en concreto en el entorno natural de Pelayos de la Presa, Camping La Enfermería. Un verdadero paraíso totalmente preparado para el alojamiento en tiendas de campaña y vivir una experiencia inolvidable. Estamos seguros de que se lo van a pasar muy bien porque la instalación cuenta con tiendas de campaña con capacidad para 4 personas, zonas de acampada arboladas e iluminadas, grandes zonas verdes y de juego.

Actividades extraescolares

La enseñanza y práctica de un deporte contribuye a la formación integral del niño, a través del juego se inculcan valores como la amistad, el compañerismo, la cooperación, el respeto, el cumplir las normas del juego, etc., a la vez que se estimulan y afianzan sus patrones motores básicos con el aprendizaje de las diferentes destrezas y habilidades de cada deporte. En este grupo se incluyen participación en deportes diferentes. No los típicos de siempre, ya que se abre el abanico a menos conocidos como por ejemplo, ajedrez, pádel o taekwondo.

Las actividades educativas están orientadas a fomentar las habilidades de estudio y formación de los niños, aumentando y/o reforzando sus conocimientos en las diferentes materias del currículo escolar. Se plantean como una actividad complementaria a las que desarrollan los niños durante la jornada lectiva de clases y se siguen las pautas dictadas por el colegio en las diferentes materias y/o asignaturas para trabajar en conjunto y a la vez los mismos temas, con el objetivo de facilitar al niño el proceso de enseñanza-aprendizaje. Aquí se puede incluir: hábitos de estudio, idiomas (inglés, alemán, chino…), aritmética Mental, ciencias o algo que está muy de moda, la robótica.

Con las actividades artísticas se ofrece a los niños las herramientas necesarias para que desarrollen su creatividad, expresen sus emociones y hagan un mejor uso de la expresión gestual y corporal. La expresión artística permite conocer y potenciar diversas habilidades de los niños. Donde pueden canalizar sus inquietudes y experimentar nuevas maneras de aprendizaje, que en su conjunto, ayuden a su desarrollo integral. El niño podrá elegir entre Danza (clásica, española, moderna), ballet, educación Musical, música y movimiento o teatro.

Ya has visto que gracias a estas empresas hay un montón de actividades que hacer durante este próximo verano. Los más pequeños han hecho un gran esfuerzo durante los días de confinamiento y ahora es el momento de que disfruten de un verano que les haga olvidar todo. Eso sí, todas estas actividades tienen que contar con el certificado y la garantía de una empresa que respalde todo.

Abre el baúl de los disfraces

Aunque siempre hay excepciones, desde que somos niños tenemos cierta pasión por el mundo del disfraz, una pasión que ya siendo adultos solemos disfrutar solo en eventos especiales como Carnaval y en algunos casos Halloween o fiestas privadas. Hoy en día, en todas las escuelas infantiles hay un baúl o un armario lleno de disfraces para que los más pequeños jueguen a disfrazarse pero ¿por qué? Pues básicamente porque es uno de los juguetes más pedagógicos que existen.

“Contamos con varias escuelas infantiles entre nuestros clientes más fieles que cada año nos hacen pedidos de disfraces desde 0 a 4 años, aproximadamente”, cuentan desde Disfrazarte Shop, “pero también nos hacen pedidos de accesorios como gafas, pelucas, gorros, y otros complementos similares”, añaden. Y es que el disfraz se ha convertido en uno de los juegos más importantes de cualquier escuela infantil que se precie.

El valor pedagógico del disfraz

Disfrazarse es una de las mejores actividades que pueden realizar los niños para practicar el juego simbólico, aunque cabe destacar que también es perfecto para el joven y el adulto, pero en la etapa infantil tiene aún mayor importancia pues es cuando más ha de desarrollar todas sus capacidades. Con los disfraces, los niños puedes jugar a interpretar cualquier tipo de rol, convirtiéndose en un animal, un superhéroe o incluso en un objeto y esto les ayuda a adquirir una serie de conocimientos que serán vitales en su vida adulta:

  • Imaginación y la fantasía: al inventar historias y situaciones que representar.
  • Empatía: al ponerse en el lugar del personaje que interpretan.
  • Memoria: al recordar todo sobre ese personaje para poder imitarlo.
  • Habilidades sociales: al jugar con otros niños que también interpretan otros roles por lo que desarrollan habilidades sociales y la relación con los otros.
  • Teatralidad: estimulan el juego sociodramático.
  • Diversión: siempre que un niño se pone un disfraz se divierte.

Además, hay algo muy importante que a veces pasamos por alto, los juegos de disfraces ayudan a establecer la identificación de género. Y es que conforme los niños empiezan a interpretar roles experimentan con diferentes identidades de género y los comportamientos de esos personajes. Así, cualquier niño o niña de 3 años puede convertirse en bombera, pero también en Superman o en Elsa, la princesa más famosa de Disney en la actualidad. El niño que así lo desee, podrá ser Elsa, igual que la niña que quiere ser Superman, y así intercambiar su género teórico dándole la posibilidad de empezar a sentirse más cómodo, o cómoda, en un personaje y no en otro.

Por lo general, los chicos suelen ser atraídos hacia los papeles de padres, constructores,  héroes y militares, mientras que las niñas suelen sentirse atraídas por los papeles de artistas, madres, maestras y bailarinas. Salirse de este no es malo, pero sí que permite observar las tendencias e intereses de los niños. Es bastante normal que los niños experimenten con diferentes roles de género a medida que aprenden acerca de sí mismos.

De hecho, prohibirle a un niño que se disfrace de niña, o al contrario, podría ser muy contraproducente ya que, por un lado, que haga esto no significa que quiera convertirse en otra persona y, aunque así fuera, le estaríamos ayudando a identificarse con su yo interior, con quien verdaderamente es.

La comunicación

Pero aquí no acaban los beneficios de los disfraces en el mundo de la pedagogía, y es que los pequeños, al adoptar ciertos roles, empiezan a intentar hablar como lo haría esa princesa, ese médico, o ese superhéroe. ¿Cómo lo hacen? Pues lo más normal es que acaben utilizando palabras que oyen en su entorno, desde aquellas que lee mamá o papá en el cuento de buenas noches hasta esa otra que oyó a su hermano mayor y que no sabe muy bien qué significa, e incluso la que utilizó un personaje de televisión. Lo importante es que empiezan a trabajar con esas palabras, aprendiendo a utilizarlas aunque en un primer momento tal vez lo hagan mal.

Veamos un ejemplo clásico: si un pequeño de 4 años escucha en televisión la mítica frase de Lo que el viento se llevó “a Dios pongo por testigo que jamás volveré a pasar hambre” es posible que, en ese momento, la palabra “testigo” le suene un poco a chino pero también es posible que decida preguntar qué significa o que, simplemente, empiece a usarla sin saber qué quiere decir y posteriormente acabe comprendiéndolo por sí mismo dentro de un contexto.

Lo importante de los disfraces no es solo la diversión que nos traen, que también, sino lo que nos pueden llegar a enseñar.

La ropa, un elemento indispensable para el correcto crecimiento de nuestros menores

Es evidente que cuando tenemos un hijo o hija cambia de manera radical todo lo que tiene que ver con nuestra vida. Se acaban las libertades, es hora de quedarse más en casa y empezar a educar y a hacer crecer a esa persona que ha venido al mundo gracias a nosotros y a nuestra pareja. También es necesario tener una cosa en cuenta: en materia económica, quizá tengamos que ajustarnos un poco más el cinturón en lo que tiene que ver con nuestros gastos personales para hacer frente a los que demanda esa persona que acaba de llegar a nuestra vida.

Son muchos los gastos que hay que tener en cuenta a la hora de enfrentarnos a este tipo de situaciones: los dos más importantes, como seguramente muchos y muchas seáis capaces de advertir, son los que tienen que ver con la ropa y con la comida. En los párrafos que siguen os vamos a hablar de los primeros, los que están relacionados con la ropa, que son varios de los que provocan una mayor preocupación entre los padres y madres que son primerizos. Y es que es lógico que así sea.

Una noticia que fue publicada en el diario La Vanguardia en el mes de noviembre de 2015 indicaba que cada español se deja en ropa para menores de edad 220 euros al año de media. La verdad es que es un dato que dice mucho acerca de la importancia que le damos a este asunto y que, desde luego, es realmente importante para las familias que tienen hijos pequeños y que dependen de una manera directa de la madre y del padre. En un periodo como en el que nos movemos, en el que los trabajos han perdido bastante calidad en lo que tiene que ver con su salario y su estabilidad, conocer estos datos es interesante.

Otra noticia, en este caso publicada en el portal web de ABC, indicaba cuáles son los españoles que se gastan más dinero en ropa. La provincia que se encuentra a la cabeza en lo que tiene que ver con este asunto es La Coruña, que al año desembolsa, por cada uno de sus habitantes, 1.800 euros. Se trata de un dato que está por encima de la media, en concreto en un 18%. La situación geográfica en la que se encuentran los gallegos hace que pueda haber una explicación lógica a este asunto, que no es otra que la protección ante el frío.

Los niños son, quizá junto a la población más anciana, el mayor grupo de riesgo para sufrir las consecuencias del tiempo, tanto si éste es demasiado frío como si es extremadamente cálido. Por eso es tan importante que los padres y madres sepamos de primera mano cuál es el tipo de ropa que les hace más falta en cada momento. Los profesionales de una entidad como lo es Grupo Reprepol, especializada en todo lo que tiene que ver con la ropa infantil, nos han comentado que parece que los padres y madres son ahora más concienzudos en lo que tiene que ver con el tipo de ropa que necesitan sus hijos e hijas. Y esta es una muy buena noticia.

La mejor manera de prevenir enfermedades

No cabe la menor duda de que este tipo de cuestiones es vital para prevenir cualquier tipo de enfermedad. Es algo de lo que estamos más que convencidos puesto que está reconocido por los propios médicos especializados en asuntos infantiles. Y es que la ropa es la mejor manera de prevenir cualquier tipo de catarro o fiebre que puedan padecer nuestros pequeños y pequeñas.

Quizá sea este uno de los motivos por los que ha crecido de una manera más que interesante el hecho de que las tiendas especializadas en ropa infantil hayan visto incrementados sus negocios en los últimos años a pesar del constante descenso de la natalidad que vive nuestro país en la actualidad. También puede haber tenido mucho que ver el hecho de que ahora compramos mucha más ropa para un solo niño o niña y que el crecimiento constante de estas personas hace que necesitemos muchas prendas para cubrir todas las necesidades que se puedan llegar a plantear al respecto.

No cabe la menor duda de que, a lo largo de nuestra vida, un factor como lo es la ropa es fundamental para garantizar nuestra calidad de vida y nuestra protección ante posibles cuestiones ajenas a nosotros, como lo puede ser el clima. Pero está claro que, si en un momento es realmente importante contar con la ropa adecuada, ese es el de la infancia. Por eso, todos los padres y madres no tienen que escatimar ni un ápice en lo que respecta a la ropa de sus menores. Esa es la principal medida para empezar a protegerlos. 

El fútbol, una herramienta muy útil para los más pequeños de la casa

El fútbol es el deporte rey y eso creemos que no hace falta demostrarlo. Es el que más afición tiene a lo largo y ancho de todo el mundo, habiendo llegado incluso a zonas del Globo en las que no era tan habitual como lo eran Estados Unidos, Canadá o China. La verdad es que el balompié es ya un lenguaje universal y que cada día que pasa practica más y más gente. Desde luego, esto se puede demostrar con muchos tipos de datos, algunos de los cuales os vamos a ofrecer en el transcurso de los párrafos siguientes.

Pero lo que no cabe la menor duda es que el fútbol es indispensable para los niños. Desde luego, son muchísimos los niños (y ojo, también las niñas) que juegan al fútbol desde que son muy jóvenes. Es uno de los mejores pasatiempos y no solo eso. También es una de las mejores maneras de hacer que los niños y niñas tengan contacto con sus semejantes, para que empiecen a hacer amigos y amigas y para que, en definitiva, empiecen a integrarse en la sociedad, que es una de las cuestiones que resultan básicas para que un niño o niña menor se sienta feliz y cómodo con el entorno que le rodea.

Según un dato que fue publicado hace no demasiado tiempo por el portal web Statista, el número de futbolistas federados en España (que recoge los datos de hombres, mujeres, niños y niñas) es de, aproximadamente, 1’06 millones. Es decir, que una de cada 40 personas en el interior de nuestras fronteras practica el fútbol a nivel competitivo (luego habrá muchas más personas que lo hagan sin tener equipo y otras que jueguen al fútbol sala). Es evidente que esto quiere decir que el fútbol es una de las prácticas deportivas de referencia y que es un instrumento socializador muy potente.

Pero, ¿qué beneficios tiene el fútbol entre los más pequeños? Un artículo que fue publicado en la página web Guía Infantil informaba de manera fehaciente de ello:

  • En primera instancia, fomenta la potencia muscular de las piernas.
  • Además, es una manera de mejorar la salud cardiovascular y hacerla más consistente.
  • Estimula cuestiones básicas en el cuerpo humano como la capacidad motora, la visión periférica y la velocidad de reacción.
  • Hace que el fémur incremente su densidad ósea.
  • Hace que aumente la potencia del salto.
  • Permite que, por otra parte, se mejoren los niveles de testosterona, que hará que exista una mayor masa muscular.
  • Además, oxigena la sangre.

Por cierto, al final de esta lista el propio artículo hace referencia a que otro de los beneficios es el de que socializa a los niños y niñas, algo que ya os hemos dejado caer en uno de los párrafos situados más arriba.

El fútbol es uno de los elementos más integradores que existen en la sociedad actual a todos los niveles. Pero es si cabe más integrador y más importante en el caso de los más pequeños, que encuentran en él una manera de empezar a comprender el mundo que les rodea. Los padres y madres empiezan a darse cuenta de ello y ese es el motivo por el que permiten que sus hijos e hijas (porque el fútbol no es solo un deporte de hombres, huelga decirlo) practiquen fútbol ya sea de una manera federada o no. Así nos lo han comentado los dirigentes de Marian’s Sport, una entidad encargada de la venta de botas de fútbol para todo tipo de futbolistas y que han visto cómo el volumen de botas para niños o niñas vendido ha crecido en los últimos tiempos.

Mucho más que el foco de discusiones

Las personas a las que no les gusta el fútbol suelen decir, a veces con razón, que el fútbol es un elemento de odio hacia personas de otras entidades y de otras nacionalidades. Este punto tenemos que matizarlo. El fútbol no es el problema. El problema es qué tipo de gente suele emplear el fútbol para cuestiones que van más allá de este deporte. Y la verdad es que esto, por desgracia, es algo que pasa y que tenemos que resolver para seguir limpiando el nombre de esta honrosa disciplina deportiva.

Lo que está claro es que para los niños es fundamental tener a mano herramientas como el fútbol para varias cosas. En primer lugar, para integrarse, como hemos venido comentando a lo largo de todo este artículo. Y, en segunda instancia, para practicar deporte, que por desgracia es algo que no hace todo el mundo y que es estupendo para un cuerpo humano al que no podemos acostumbrar desde que somos pequeños a la vida sedentaria. Por tanto, ¡vivan los niños y viva el fútbol!