Luchando por unas vacaciones 2020

Dicen que este año es el del verano rural y la verdad es que esa afirmación tiene una base bastante lógica. La limitación de aforos en las playas de cualquier provincia, incluso la limitación de aforos en las piscinas comunitarias de urbanizaciones ya hace que muchos se valoren la posibilidad de viajar al interior en lugar de a la costa y si a eso le sumamos que por regla general la costa siempre está más abarrotada de gente y que este año cuanta menos aglomeración haya será mucho mejor para todos, al final la lógica te dice que el mejor turismo para este año es el turismo rural.

Turismo rural 2020, lleno hasta los topes y aun así con la ventaja de que, aunque se llenen de turistas los alojamientos rurales de los pueblos españoles, nunca habrá demasiado masificación, al menos por norma general. Lógicamente si hablamos de conocidos pueblos como Ronda la cosa cambia un poco, pero lo normal es que aunque se llenen las casas rurales el pueblo siga sin estar masificado.

Por eso, y aunque nosotros somos asiduos del turismo rural (no es nada nuevo en nuestra familia) me temo que lo vamos a tener complicado para reservar.

Asturias es uno de los destinos predilectos por los españoles, y es normal porque hablamos de una comunidad verde, fresca en verano (si la comparamos con otras comunidades) y que goza de muy buena reputación, tanto en gastronomía como en espacios visitables. Cuando nosotros estuvimos en Cabrales, Asturias, nos alojamos en la casa rural Cueva del Bosque, que este año está hasta los topes salvo en contados y específicos días, así que seguimos pensando en lugares donde hemos estado (y sabemos que nos han gustado).

Albacete, una provincia de secano que puede que no sea muy apetecible este año debido a las altas temperaturas que estamos sufriendo en todo el país. Preguntamos en Cortijo el Sapillo, donde estuvimos alojados en 2012, una casa rural donde practicamos actividades tan interesantes como la espeleología, y ¿qué respuesta nos dan? Que para las fechas indicadas están llenos. Normal….

Tercera opción que se nos pasa por la cabeza, pensando siempre en huir del sur, que ya lo tenemos muy visto, y recordamos el Camping Boneta, donde estuvimos, en una casa de madera, allá por 2016. Un camping ubicado en Barruera, un pueblo catalán muy cercano a los pirineos que no tiene desperdicio. Nada, todo lleno. Este año me temo que hemos llegado muy tarde para buscar alojamiento rural y como está tan demandado pues… es lo que hay.

Al final miramos en mil lugares, que si Cuenca, Burgos, Segovia, Galicia y País Vasco, pero nada… no hay nada libre hasta principios de Septiembre y claro, en esas fechas, se me acabaron las vacaciones.

Habíamos tirado la toalla y los niños estaban ya en plan decepción total porque la idea de quedarnos en casa, con el calor, y sin playa ni piscina parecía todo un suplicio. Hasta que se me encendió la bombilla como dice el pequeño de mis hijos, ¿por qué no alquilar una caravana? Esas casas rodantes te ofrecen la oportunidad de viajar a cualquier punto de España con la comodidad de tener tu dormitorio, cocina, baño y todo lo que puedas imaginar en ese pequeño, pero suficiente, espacio.

Y es curioso, porque somos una familia a la que nos encanta el turismo rural y nunca, jamás, habíamos probado suerte con una caravana, así que tal vez esta sea la oportunidad que estábamos esperando.

Llamamos a Caravanas Cruz, y por fin una respuesta afirmativa, aunque ya nos han dicho que les quedan muy pocas para esas fechas. ¿Qué pasa, que todo el mundo tiene vacaciones los mismos días que yo? Pero no importa, ahora lo que realmente es interesante es que por fin podemos organizar una buena escapada rural.

¿Y qué ruta vamos a elegir? Pues una que vaya desde nuestra casa hacia el norte, y luego de vuelta. Veamos el planning:

  1. Salida desde casa, en Almería.
  2. Llegada a Elche en 3 horas y media para recoger la autocaravana.
  3. Salimos en dirección Cataluña y nuestra primera parada, para comer en ruta, será Gandía.
  4. Seguimos camino y paramos para dormir en un espacio habilitado en Peñíscola
  5. Día 2, seguimos camino hacia el norte interior y paramos para comer en Zaragoza, y esa msima tarde visitamos Tudela y Calahorra. Dormimos allí y seguimos hacia Miranda de Ebro, donde queremos pasar tres días fantásticos.
  6. Día 6, hacia Salas de los Infantes, en Burgos. Y de ahí a Quintana del puente, ya en Palencia. En esa zona pensamos pasar 2 días.
  7. Día 8, hacia Fuentes de Nava y Terradillos de los Templarios, hacemos noche allí.
  8. Día 9, Parque Nacional de los Picos de Europa, y pasamos tres días más en Las Arenas.
  9. Ahora toca volver, día 12, hacia debajo de nuevo. Tenemos tres días para hacer el recorrido de vuelta, pasando por Soria, Cuenca, Albacete y de nuevo a Elche. Donde nos despediremos de nuestra casa rodante y tomaremos de nuevo el coche con el fin de llegar a Almería y decir adiós a nuestras vacaciones 2020.

Y todo esto, si no empiezan a salir rebrotes de Covid19 desde bajo de las piedras y acabamos tomando la opción del aire acondicionado en el salón con la televisión puesta en Netflix y viendo todos los estrenos que suban a la plataforma de streaming.

¿Te vienes de turismo rural o no? Yo lo tengo claro, este año la playa para los residentes en zonas costeras que quieran pelearse por un hueco con sombrilla. Los residentes listos nos vamos al interior y los turistas demasiado positivos viajarán a la cosa buscando esos dos metros cuadrados de arena en las playas. Al final, me veo a la gente levantándose a las 8 de la mañana en vacaciones para conseguir hueco a las 8:30 en la playa, de lo contrario, lo tienen muy complicado.

Deja una respuesta