Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La sumillería, una cualificación profesional con futuro

Si estás pensando en cuál va a ser tu futuro profesional, a qué te vas a dedicar, si todavía no tienes claro cuál va a ser tu camino, si dudas entre realizar una formación profesional o un grado, pero si a la vez tienes bastante claro que te gusta el sector del turismo, el contacto directo con el público, conocer gente nueva y lugares nuevos, puede ser que tus estudios se encaminen hacia la familia profesional de hostelería y turismo, un sector profesional, que para un país en el que el turismo es una de sus principales fuentes de ingresos, es primordial.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Si estás pensando en cuál va a ser tu futuro profesional, a qué te vas a dedicar, si todavía no tienes claro cuál va a ser tu camino, si dudas entre realizar una formación profesional o un grado, pero si a la vez tienes bastante claro que te gusta el sector del turismo, el contacto directo con el público, conocer gente nueva y lugares nuevos, puede ser que tus estudios se encaminen hacia la familia profesional de hostelería y turismo, un sector profesional, que para un país en el que el turismo es una de sus principales fuentes de ingresos, es primordial.

Según datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) la industria hotelera, con un total de 17.003 hoteles ofertó en el mes de julio de 2019 un total de 1,86 millones de plazas y empleó a 282.483 trabajadores, por lo que cualquiera de las diversas cualificaciones profesionales de hostería y turismo tendrán encuadre en ese sector, como podrían ser: alojamiento rural, gestión de pisos y limpieza en alojamientos, guía de turistas y visitantes, animación turística, promoción turística local e información al visitante, creación y gestión de viajes combinados y eventos, servicios de restaurante, dirección en restauración, servicios de bar y cafetería, sumillería, etc.

Todo ello unido a que cada día son más los distintos establecimientos hosteleros como bares, restaurantes o incluso hoteles que desean contar entre sus trabajadores con profesionales cualificados que supongan un valor añadido al servicio, es por lo que cada vez toma más auge la figura del sumiller profesional, ya que desempeña un papel importante en el servicio dando asesoramiento a aquella persona que así lo requiera.

La cualificación profesional de sumillería requiere de estudio y una formación sólida y de calidad, pues como indica el Jefe de Sala y Sumiller de la Terraza del Casino de Madrid, Alex Sánchez Pardo, “un sumiller nunca debe dejar de formarse”, ya que es el encargado de todo lo relacionado con el vino dentro de las diferentes áreas de la hostelería. Así dentro de sus funciones podríamos citar las siguientes:

  • Realizar la selección, valoración y compra del vino.
  • Conocer las características de las principales zonas vitivinícolas y sus maridajes.
  • Valorar los distintos tipos de vinos, conocer sus precios y actualizar las cartas de vino con una oferta atractiva, acorde con las tendencias del momento.
  • Realizar la gestión, actualización, almacenamiento y mantenimiento de la bodega, asegurándose que los vinos se almacenen siempre a la temperatura correcta y de que la bodega se mantenga siempre limpia y ordenada.
  • Orientar, asesorar y servir al cliente.
  • Elaborar la carta de vinos en consonancia con la carta de comidas del restaurante.
  • Elaboración de catas. Los mejores catadores compran en comercios como Giona Company, una empresa dedicada al diseño y comercialización de productos para el sector de bebidas y hostelería, donde los clientes pueden encontrar productos como decantadores de vino, copas, vasos, oxigenadores, enfriadores de copas, tapones para vino y cava, etc.

Cualidades de un buen sumiller:

  • Ser un apasionado del vino, a la vez que tener unos amplios conocimientos sobre vino, uvas y viñedos.
  • Tener los sentidos del olfato y gusto bien entrenados, saber conocer y recordar los olores y aromas. Un buen sumiller debe centrarse en los aromas primarios, flores, frutas…, distinguiendo todos los aromas y sabores que le llegan por la nariz y poder sentirlo en la boca.
  • Tener habilidades de comunicación. Estar cara al público requiere grandes de empatía para poder conectar con los clientes, conseguir su atención, ser cortés, tener conversación…
  • Recordar los gustos de cada cliente para poder ofrecerle siempre algo que le agrade al paladar.
  • Tener porte, elegancia, limpieza y profesionalidad. causar buena impresión a los clientes es fundamental.
  • Estar al día de las novedades que se producen en torno al mundo del vino.

Principales países productores de vino

Según datos proporcionados por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), se estima que la producción mundial de vino en el año 2019 ha sido de unos 262,8 millones de hectolitros de promedio, siendo Italia con una producción aproximada de 46,6 mhl, el país que lidera el ranking mundial de producción. Francia se sitúa en el segundo puesto con 41,9 mhl producción, seguido de España que con 34,3 mhl se posiciona en tercer lugar. Algunos países como Estados Unidos, Portugal, Rusia, Georgia o Suiza, entre otros, han incrementado notablemente su nivel de producción durante varios años consecutivos.

Explora más artículos

Mascotas y Animales

Las principales plagas que podemos tener en casa

Las diez plagas de Egipto es un relato religioso, que según el Antiguo Testamento y la Torá, cuenta como el Dios hebreo infligió a los ciudadanos del reino de Egipto una serie de calamidades, con el fin de que el gobernante dejara libres a los esclavos hebreos y les permitiera salir de la nación. La verdad es que me parece fantástica. De acuerdo al relato, Egipto enfrentó los diez males presagiados, siendo el último el que permitió a los hebreos abandonar la nación.

Educación

La sumillería, una cualificación profesional con futuro

Si estás pensando en cuál va a ser tu futuro profesional, a qué te vas a dedicar, si todavía no tienes claro cuál va a ser tu camino, si dudas entre realizar una formación profesional o un grado, pero si a la vez tienes bastante claro que te gusta el sector del turismo, el contacto directo con el público, conocer gente nueva y lugares nuevos, puede ser que tus estudios se encaminen hacia la familia profesional de hostelería y turismo, un sector profesional, que para un país en el que el turismo es una de sus principales fuentes de ingresos, es primordial.