Responsabilidad social corporativa en materia ambiental, una cuestión cada vez más presente en las clínicas dentales

Cuando decimos que todos y todas tenemos que poner el máximo empeño posible en hacer que nuestros hábitos y rutinas no sean perjudiciales para el medio ambiente que engloba a nuestra Tierra, nos referimos no solo a todas las personas que conforman nuestra sociedad, sino también a todas esas empresas que forman parte de la misma y cuyo trabajo, desde luego, también es de una importancia bastante grande para conseguir ese objetivo de disminuir el impacto medioambiental de las acciones del ser humano, que ha sido bastante elevado hasta la fecha y que hay que transformar. 

En este orden de cosas, las clínicas dentales tienen una labor de lo más interesante. Seguro que estáis pensando en qué puede contribuir una clínica dental al medio ambiente. Lo cierto es que puede hacerlo de varias maneras, pero la mejor es la de apostar por un menor consumo de plásticos, algo que en este oficio ha sido habitual durante muchos años pero que, por suerte, ha ido cambiando a medida que la emergencia climática se ha ido convirtiendo en algo más y más necesario en función de todo lo que han ido publicando los medios de comunicación y los organismos oficiales. 

En el portal web Odontólogos de Hoy se hacía hincapié precisamente en lo que os hemos comentado en el párrafo anterior. Y es que no cabe la menor duda de que esa reducción de residuos y de plásticos es de lo más importante y también urgente en los tiempos que corren. El planeta en el que vivimos no va a aguantar mucho más tiempo con el ritmo de consumo que le estamos imprimiendo y por eso tenemos que poner toda la carne en el asador para tratar de ralentizar ese consumo y que se convierta en algo mucho más saludable y respetuoso con el entorno. 

La figura de los eco dentistas ya ha nacido en nuestra sociedad y esa es una noticia que podríamos calificar como excelente. Según el portal web Dentidesk, este tipo de dentista apuesta por la alta tecnología con el fin de conseguir reducir el impacto de procesos que son muy negativos para nuestro medio ambiente y que, como es lógico, terminan siendo muy negativos también (y no tan a largo plazo como podamos llegar a pensar) para nosotros mismos y todas y cada una de las personas que nos rodean. 

Hay que mejorar en materia medioambiental desde todos los sentidos si no queremos que nuestra Tierra termine por enseñarnos todos los síntomas de agotamiento que ya tiene. Las clínicas dentales, como cualquier sector de nuestra sociedad, es una de las actividades que más empeño está poniendo en esta materia en función de los datos que nos han trasladado desde Gabel Dental. Desde luego, los profesionales de esta entidad apuntan que su trabajo se ha transformado de una manera bastante interesante de un tiempo a esta parte para tratar de dar respuesta a todos esos problemas que está presentando la emergencia climática en la que estamos envueltos. 

Una necesidad global 

Hemos hablado de que todos los sectores de actividad necesitan ponerse manos a la obra para tratar de reducir todo lo que tiene que ver con la contaminación. Es evidente que hace falta una conciencia social mucho más amplia y que llegue de manera efectiva a todos los países de este mundo. Es cierto que algunos contaminan mucho más, como lo pueden ser los costos ejemplos de naciones como China o Estados Unidos, pero el trabajo para cambiar las cosas ha de ser de todos. Si no, no conseguiremos grandes avances. 

Son muchas las personas y las empresas que ya están trabajando en la consecución de estos objetivos. No cabe la menor duda de que el tiempo corre en nuestra contra en este punto y que no es tiempo de escatimar los recursos económicos de los que disponemos para intentar cambiar la tendencia. Gente de todos los países ya tiene puesta su mirada en este tipo de asuntos y hay que darle mucha más prioridad y atención a todo lo que esta gente reclama y a todos los proyectos que tienen entre manos. De ese modo, las posibilidades de mejorar en lo que tiene que ver con nuestra calidad de vida aumentará de una manera muy interesante. 

Ahora hay una ventaja sustancial con respecto a lo que venía ocurriendo en el pasado, algo que tiene que ver con el marketing o la publicidad. En los tiempos que corren, está mal visto no apostar por cuestiones como lo son la responsabilidad social corporativa en materia ambiental. Por eso las grandes compañías han empezado a apostar por este tipo de asuntos con tanta celeridad. Y lo cierto es que esa es una muy buena noticia que tenemos que perpetuar en el tiempo. Si lo conseguimos, otro gallo cantará. 

Deja una respuesta