logotipo-tothewild
Facebook
Twitter
LinkedIn

¿Estás pensando en opositar?

Muchas veces se habla de cuáles son los trucos para poder hablar con éxito. En este sentido, como nos comentan desde preparadoresvalladolid.es nos comentan que se pueden dividir en dos categorías, los jóvenes que acaban de finalizar los estudios y las familias que por la crisis les animan a que hagan oposiciones y los adultos que van a superar la barrera de los 35 años, los cuáles han sufrido las consecuencias de la recesión y que buscan contar con estabilidad.

Comparte este artículo

Muchas veces se habla de cuáles son los trucos para poder hablar con éxito. En este sentido, como nos comentan desde preparadoresvalladolid.es nos comentan que se pueden dividir en dos categorías, los jóvenes que acaban de finalizar los estudios y las familias que por la crisis les animan a que hagan oposiciones y los adultos que van a superar la barrera de los 35 años, los cuáles han sufrido las consecuencias de la recesión y que buscan contar con estabilidad.

Pensemos en que la preparación de una oposición es una carrera de fondo que acaba con el sprint de pruebas de selección. Pensemos que es hipotecar cada resquicio de libertad durante muchos meses o años, todo dependiendo de los puestos al que espiremos.

Pensemos que las fórmulas para el éxito pueden parecer claras. Las dudas antes de que se lancen a opositar son de lo más numerosas.

¿En qué consiste la oposición y cómo funciona el proceso?

La oposición es un mecanismo que usa la administración pública para seleccionar e incorporar empleados públicos como funcionarios. Un proceso que va a tener que respetar los principios de mérito y capacidad que demanda la Constitución y que se puede concretar en algunas pruebas de cara a poder evaluar las capacidad de los aspirantes, y poder establecer un orden en cuanto a preferencia dependiendo de la puntuación de cada uno de los candidatos.

¿Qué requisitos hay que cumplir para presentarse?

Contar con nacionalidad española y disponer de capacidad funcional para las tareas que supone el puesto, teniendo de 16 hasta 65 años, no estando afectando por ningún expediente disciplinario y contar con la titulación exigida para la plaza a la que se aspire.

¿Qué hay que pensar antes de elegir la oposición?

Primeramente la titulación, algo clave cuando se quiere elegir la oposición. De igual modo, la movilidad es otro tema importante. En este sentido  la movilidad geográfica es otra clave, pero también hay que saber que el obtener una plaza en las oposiciones nacionales, va a suponer tener que estar trabajando un periodo de tiempo en otro sitio.

Cuando no queramos irnos a otro lugar, lo mejor es optar por las convocatorias autonómicas y locales.

Puede haber otros factores de mayor importancia, caso de la regularidad con las que se convocan y si se presente bastante gente o el temario.

¿Cuánto tiempo necesito?

No existen reglas y es algo que va a depender de la oposición a la que optemos, lo que se aprenda y la capacidad de trabajo. De la misma forma del tiempo con el que contemos para estudiar y también aprovechar el tiempo.

¿Qué opciones tengo para prepararla?

Se puede estudiar por nuestra cuenta o gracias a un preparador o academia. El hacerlo por libre lo complicado es que se tiene que hacer con los materiales de estudio, sin temarios ni libros que sean oficiales y para saber lo que tenemos que estudiar es el programa que será incluido en cada convocatoria.

¿Puedo preparar una oposición si estoy trabajando?

Sí, aunque debemos ser realista con los tiempos. Si se quiere opositar es necesario renunciar a muchas cosas, como el tiempo de descanso que se deberá invertir en el estudio. Buena parte de ellos trabajan a tiempo parcial, pues hacerlo a tiempo completo es de mayor complicación.

Es necesario aprender a tener una buena gestión del tiempo, con la mejor planificación y rutinas claras, porque cuando no sabemos a qué hora tenemos que ponernos a estudiar cada día, hay grandes probabilidades de que no nos pongamos nunca. Por este motivo es clave estar motivado.

¿Qué ocurre si apruebo o suspendo?

El caso es que aprobar no nos va a asegurar que pasaremos a la siguiente prueba o conseguiremos una plaza. Los aprobados vienen marcados por la nota de corte, la cuál se calcula dependiendo de la cantidad de plazas convocadas, los aspirantes que se presentan y la puntuación que se obtenga. Es posible incluso que existan más aprobados que plazas en cuestión.

Algo que es más común es el hecho de tener que asumir un suspenso, donde lo mejor es analizar de forma realista por qué hemos suspendido y ver el resultado en su dimensión. La suerte es un factor que también en juego, donde un 10% es la suerte como tal, donde un 5% va a depender de que nos puede haber tocado un tema que nosotros hayamos estudiado o sepamos y el otro 5% de que ese día te suceda algo que no se pueda preparar.

Esperamos que te haya quedado todo este tema meridianamente claro.

Explora más artículos

En Famlia

8 consejos para hacer una mudanza con niños

Realizar una mudanza es cambio importante en la vida de una familia. De hecho, si ya de por si resulta estresante para un adulto el hecho de cambiar de casa, puede resultar traumático para los niños, incluso si el cambio también conlleva cambiar de colegio o de hábitos diarios. Por otro lado, hacer una mudanza implica no respetar durante varios días una rutina y vivir sumidos en el caos de cajas y la desorganización típica de cualquier cambio de hogar.

En Famlia

Los cinco deportes mejores para hacer en familia

Muchas veces nos quejamos de que nuestros hijos están todo el día con el teléfono móvil, la Tablet o la consola. Es decir, las famosas maquinitas. Es cierto que en los últimos años hay una dependencia excesiva de este tipo de tecnología, que incluso puede llegar a crear problemas. No es bueno ver cómo los niños y niñas ya no quieren ser futbolistas, médicos o policías. Ahora lo que quieren ser es youtubers, influencers o tiktokers. ¿Por qué? Pues porque es lo que han visto desde que son muy pequeños.