Al rico brócoli para cuidar tu dentadura

El brócoli es una fuente de calcio muy importante y por eso, nunca debe faltar en tu dieta. El calcio no solo se encuentra en los alimentos de origen animal, sino que hay infinidad de vegetales que lo contienen de manera importante. Así nos lo aseguran en el consejo general de dentistas de España.

Si quieres aprender a hacer recetas ricas en calcio sigue leyendo.

Croquetas de brócolli

Ingredientes para unas 20 croquetas

  • 150 g de brócoli
  • 250 ml de leche
  • 35 g de harina (2 cucharadas)
  • 35 g de mantequilla (2 cucharadas)
  • 100 g de queso cheddar cortado en cuadraditos
  • sal y pimienta
  • 2 huevos
  • pan rallado
  • aceite para freír

Preparación

Cocemos los brócoli al vapor o en el microondas. Picamos pequeño y reservamos. Para preparar la bechamel fundimos la mantequilla en la sartén, agregamos la harina y tostamos por 3 o 4 minutos. Añadimos la leche caliente y removemos hasta que espese. Añadimos sal, pimienta y el brócoli. Pasamos la mezcla a una fuente, cubrimos con film de cocina y dejamos enfriar por lo menos por 2 horas, hasta que la masa espese.

Con las manos engrasadas con un poco de aceite, vamos cogiendo porciones de masa y formamos bolitas. Hundimos el dedo en el centro, colocamos el cuadradito de queso cheddar, modelamos de nuevo suavemente para cerrar la croqueta, y pasamos por pan rallado, huevo y de nuevo pan rallado. Llevamos a la nevera por 1 hora, también a este punto podemos congelarlas para tenerlas listas en cualquier momento.

Calentamos abundante aceite y vamos friendo las croquetas hasta que estén doradas.

Brócoli gratinado en salsa de queso

Ingredientes:

  • 1 brócoli
  • 2 pechugas de pollo
  • 1 cebolla
  • 1/4 l. leche
  • 1 brick de nata líquida o crema de leche para cocinar
  • 200g queso rallado para fundir
  • Sal y pimienta

Cómo hacer brocoli gratinado con crema de queso

Ponemos agua a calentar y cocemos el brócoli hasta que esté tierno. También lo podemos preparar al vapor o en el microondas. Reservamos.

Calentamos aceite de oliva en una sartén y pochamos la cebolla picada a fuego lento. Cortamos la pechuga de pollo en taquitos pequeños y lo añadimos a la sartén junto a la cebolla. Salpimentamos. Añadimos la nata, la leche y el queso y echamos un poco de sal al gusto. Removemos bien hasta que se deshaga el queso. Echamos el brócoli y removemos bien hasta que se empape de la salsa.

Lo echamos todo sobre una fuente apta para horno, echamos algo más de queso por encima y gratinamos en el horno a 180º unos 5 minutos hasta que la capa superior queda dorada.

Tarta de Brócoli y queso

Ingredientes:

  • 1 Lamina de masa de hojaldre cuadrada
  • 225 g de ramilletes de brocoli pequeños
  • 150 g de jamón serrano en hilos o de panceta en tiras
  • 1 cebolla roja en rodajas finas
  • 100 g de queso azul en trocitos o cualquier otro queso de nuestro gusto
  • pimienta negra
  • nueces o piñones

Preparación de la tarta salada:

Precalienta el horno a 200 ºC.

Pon la masa en una bandeja de horno y haz un corte por el interior del borde de la masa (a unos centímetros de distancia), marcándola para que solo llegue hasta la mitad de su grosor, haremos como si fuese el marco de un cuadro.

Cocemos el brócoli al vapor 4 ó 5 minutos hasta que esté tierno y lo escurrimos.

Freímos la cebolla y el jamón sin dejar de remover, hasta que se dore, añadimos el brócoli, salteamos ligeramente y lo sazonamos con la pimienta.

Ponemos todo el el hojaldre dejando sin cubrir lo que habíamos marcado con el cuchillo. Ponemos las nueces cortadas en trozos o piñones y el queso.

Horneamos entre 25- 30 minutos hasta que la masa haya subido y este dorada.

Propiedades brócoli

El brócoli es una verdura que se puede comer cruda o cocida y se puede cocinar al vapor, al horno, agregar a cazuelas, sopas o guisos, se puede preparar en salsas, comer gratinado, frito, salteado… Eso sí, que sea brócoli ecológico.

El brócoli puede considerarse una hortaliza muy nutritiva, ya que, aporta a la dieta una gran cantidad d fibra, minerales y vitaminas, principalmente Vitamina C y folatos1,2.

Entre sus minerales encontramos; fósforo, hierro y potasio. También aporta azufre, el cual es responsable del olor característico3. Es una excelente fuente de vitamina K, C, B1, B6, A, E, Cromo, ácido fólico, Manganeso, potasio y cobre. Además es rico en omega-3, proteína vegetal, calcio, zinc, hierro y selenio4

Por otro lado, el brécol contiene fitonutrientes (glucosinolatos, isotiocianatos e indoles) entre los que destaca el sulforafano (isotiocianato) y el indol-3-carbinol (indol), antioxidantes (b-carotenos y vitamina C), fibra (soluble e insoluble) y sustancias fitoquímicas.

Debido a su composición, el brócoli posee numerosos beneficios para la salud y en esta ocasión te mostramos 14 de ellos:

1.- Ayuda a prevenir el cáncer

Por su combinación de antioxidantes, pro desintoxicantes y antiinflamatorios4

2.- Protege el sistema cardiovascular

Ayuda a disminuir los niveles de colesterol LDL en sangre y evita la formación de homocisteína, que es un factor de riesgo para el sistema cardiovascular4

3.- Protege la salud ocular

Por su contenido en carotenoides, asociándose su ingesta con la disminución en problemas de retina, macula y cristalino

.4.- Previene la diabetes tipo II

Debido a sus antioxidantes y a la acción de los glucosinatos

.

5.- Protege el sistema digestivo

Por su alto contenido en fibra y Fito nutrientes

.

6.- Provee numerosas vitaminas y ayuda al metabolismo de las mismas

Principalmente vitamina k y A, cuya unión ayudan a las personas con déficit de vitamina D por regular su metabolismo.4

.7.- Disminuye el riesgo de inflamación crónica

Mayormente por sus compuestos azufrados y la presencia de isocianatos y omega-34

8.- Ayuda a prevenir defectos durante el embarazo

Al ser rico en hierro y ácido fólico 5,6

9.- Protege de infecciones

Gracias al contenido en Vitamina A5 o betacarotenos que contiene el brócoli

10.- Mejora la regeneración celular y a la cicatrización5

Más motivos para tomar brócoli durante el embarazo y si hay problemas de piel.

.11.- Regula los fluidos y el balance mineral

Estas funciones las lleva a cabo principalmente el potasio4

12.- Ayuda a disminuir la presión sanguínea

El potasio ayuda a la excreción de sodio y esto disminuye la hipertensión 4

13.- Protege la salud de los huesos

El brécol es rico en calcio (fortalece los huesos) y magnesio (ayuda a la formación ósea)5,7

14.- Mejora la anemia ferropénica

Por su alto contenido en hierro, ácido fólico y vitamina C (la cual es necesaria para ayudar a absorber el hierro presente en los alimentos de origen vegetal).

Los dientes y los bebés

Los nuevos estudios indican que hay que mantener una buena higiene bucodental en los bebés desde recién nacidos. En teoría, cada vez que el bebé mame o tome biberón hay que pasarle una gasa húmeda por las encías para limpiar los restos de leche que hayan podido quedar depositadas en ellas con el fin de prevenir las caries del biberón, y, por supuesto, hay que lavarle los dientes con cepillo de cerdas suaves y pasta especial infantil desde la aparición del primer incisivo. Ahora bien, ¿es eso sencillo?

Pues cuando aún son muy pequeños es más o menos fácil pues abrirle la boca a un bebé recién nacido o de pocos meses de vida y pasarle una gasita por las encías no resulta nada complicado, de hecho, no oponen resistencia ninguna por lo que no será una tarea que nos traiga demasiados dolores de cabeza. Ahora bien, cuando el bebé empieza a tener constancia de sí mismo, empieza a descubrir su propio cuerpo y empieza a tener cierta fuerza, es posible que cierre la boca a cal y canto y lo de pasar la gasita ya no sea tan fácil, y mucho menos aún intentar lavarle los dientes.

La caries del biberón

Se trata de un tipo de caries infantil que provoca un proceso destructivo del diente debido a que las bacterias se alimentan de los restos de azúcares que quedan en los dientes o encías, provocando la desmineralización de la superficie dental. Cuanto más largo sea el periodo en el que estén las encías o los dientes sin limpiar, más tiempo tendrán las bacterias para actuar y más posibilidades tendrán de generar la caries. Por eso la caries se reproduce más rápidamente durante las horas de sueño nocturno.

Una de las peores costumbres que podemos inculcar a los lactantes es dormirse con el biberón en la boca ya que al hacer eso tienen más riesgo de sufrir caries en los dientes de leche porque determinados ingredientes presentes en la leche permanecen más tiempo en sus dientecitos y pueden producir caries.

La Organización Colegial de Dentistas de España asegura que 1,8 millones de niños menores de 12 años tienen caries en sus dientes primarios y muchos de ellos empiezan siendo aún bebés lactantes.

Una buena higiene bucodental

Algunos expertos aseguran que si los bebés acaban viendo los momentos de higiene bucodental diario de forma rutinaria, será más sencillo que de niños, adolescentes y posteriormente en su madurez, sigan lavándose los dientes sin olvidos ni dejadez, pues lo tendrán asimilado internamente. Ahora bien, cuando el bebé decide no abrir la boca para permitirte esa limpieza la cosa se pone muy complicada.

Ante esta situación, los pediatras y odontopediatras recuerdan que ante todo no debemos forzar al bebé. Debemos tener en cuenta que si forzamos al bebé a hacer algo que no quiere empezará a asociar el momento de lavarse los dientes a un momento incómodo, que no le gusta, y en el que siempre acaba llorando. Por eso no debemos rendirnos, pero siempre desde el juego ye l buen humor. Podemos cantarle canciones, hacer juegos previos al momento de la higiene dental, lavarnos los dientes antes para que nos vea a nosotros hacerlo, y por supuesto, tener muchísima paciencia pues, al final, según los expertos, se consigue el objetivo.

Consejos:

  • Los dientes deben lavarse de los la aparición del primero de ellos, dos o tres veces al día, después de cada comida. Podemos usar un trapito húmedo o gasa humedecidos con agua para limpiar suavemente los dientes y las encías.
  • La pasta de dientes se empezará a usar con un cepillo de cerdas suaves en cuanto veamos que el bebé está preparado para dejarnos actuar libremente en su boca. Utilizaremos siempre una pasta de dientes infantil con una cantidad de flúor de entre 500 y 1000 ppm hasta los dos años de edad. Pondremos la cantidad equivalente a una lenteja sobre el cepillo y pasaremos suavemente el mismo sobre los dientes de nuestro bebé, dejándole a él que coja el cepillo si así lo desea, pero guiándole levemente para que la limpieza sea correcta.
  • Entre los 2 años y los 6 el flúor de la pasta de dientes debe ser de entre 100 y 1450ppm, y la medida a usar en cada cepillado es la de un guisante aproximadamente.
  • Los mayores de 6 años usarán pastas con 1450 ppm de flúor y 1 cm de pasta sobre el cepillo.
  • Debemos recordar que tanto el paladar como la lengua también han de cepillarse con suavidad.
  • Debe usarse un cepillo de dientes especial con bordes redondeados y no debemos dejarles solos, ya que su coordinación aún no es suficiente como para cepillarse sin ayuda.
  • A partir de los 3 años es cuando deberían empezar a aprender a escupir la crema correctamente por lo que podemos incrementar la cantidad de pasta de dientes a usar y fomentar aún más su autonomía.
  • Las visitas al odontopediatra deberían realizarse de forma periódica (si no hay problemas mínimo una vez al año) a partir del año de edad aproximadamente.
  • Poco a poco, podréis ir inculcándole el uso del hilo dental, siempre a partir de los tres años o más.
  • El Colutorio solo deberá usarse cuando los niños escupan la totalidad del producto y no se traguen nada. A partir de los 5 años es lo más recomendable.

¿Sabías que la última evidencia científica disponible nos dice que lo ideal tanto en niños como en adultos sería no enjuagar la boca con agua, simplemente escupir sin más y que la pequeña cantidad de pasta que aplicamos en el cepillo se quedara sobre las piezas dentales?

Así que, como dice Lucía Mi Pediatra, “empecemos por cambiar  nuestros hábitos: cepillo seco, pequeña cantidad de flúor, cepillado durante al menos dos minutos y escupitajo (los que sean necesarios)”.