La primera visita al dentista: factores que influyen en su adaptación

La adaptación de los más pequeños de la casa a la consulta odontológica es crucial  si queremos lograr y mantener su colaboración durante el tratamiento. Esto no sucederá por sí solo y con facilidad, tenemos que preparar a los pequeños para su primera consulta y seguir reforzando las conductas acordes durante los primeros años de consulta. Para esto debemos apoyarnos en  un proceso de enseñanza- aprendizaje por el cual se adquieran valores, actitudes y conocimientos que promuevan en el niño una actitud positiva hacia la consulta odontológica.

Por ejemplo, debido a razones preventivas, recomendamos que la primera visita al dentista coincida con el primer año de edad del niño. Sin embargo, cuando el niño cumple tres o cuatro años, es que posee suficientes habilidades comunicativas y socializadoras como para acceder a las exigencias de una cita odontológica. Es justo en esta edad cuando puede volverse participe del proceso y establecer una comunicación con padres y especialistas en pro de lograr los mejores resultados, colaborando así con el proceso de adaptación

Dentro de este proceso de adaptación influirán una serie de variables que podrían favorecer al éxito o, en caso de no haber un buen manejo de la situación, desfavorecerle por completo; siendo uno de los más importantes la comunicación entre especialista y paciente. La comunicación en odontopediatría con los más pequeños y sus padres es básica para que entiendan la importancia del tratamiento y este se puede aplicar sin problemas.

¿Cómo mantener una buena comunicación en odontopediatría?

Los niños tienen unas características especiales que hacen que exista una figura clínica específica para encargarse de su tratamiento: el odontopediatra. Este profesional, además de contar con conocimientos odontológicos, también está capacitado para tratar a los niños y poder aplicarles los tratamientos de forma eficaz.

Para este, la primera y más importante herramienta es la comunicación con el paciente infantil. Sin este paso previo, será muy difícil hacer que la experiencia de los más pequeños en la clínica dental sea positiva.

La conversación debe ser natural y agradable, interesándose sobre sus gustos y actividades para ganar la confianza del niño. Una vez que se establezca este contacto, el odontopediatra continúa con la explicación ordenada de los procedimientos que debe realizar. Aquí, el mensaje siempre debe ser claro, para que se pueda comprender todo.

Por supuesto, hay ciertas técnicas que ayudarán al profesional a conectarse con el niño. El equipo especialista en odontopediatría de Clínicas Odonthos nos explican algunas:

Vocabulario adecuado

El odontopediatra debe hablar con los niños simplificando las explicaciones técnicas. Utilizar un lenguaje pediátrico adaptado que permita tranquilizar al niño y evitar que tenga ansiedad. Para esto puede emplear expresiones o nombre sustitutivos para palabras con connotaciones negativas, por ejemplo, equipo de rayos X (cámara de fotos), radiografía (fotografía) o turbina (cepillo de dientes con agua).

Explicar y enseñar

La mayoría de conceptos utilizados por el odontopediatra son técnicas que se utilizan en todos los campos de la comunicación en odontopediatría reducidos a su máxima simplicidad. Cuando explicamos y enseñamos, lo que hacemos es familiarizar al niño mediante una aproximación al ambiente e instrumentos de la consulta dental:

  • Decimos y explicamos al niño lo que se le va a hacer, de forma que ayudemos a reducir la ansiedad y el miedo.
  • Mostramos al niño como se va a llevar a cabo la técnica.
  • Efectuamos la técnica tal como se le ha explicado y demostrado.

Instrucciones concisas

Como en todo tratamiento odontológico, la colaboración del paciente también implica el seguimiento de instrucciones. Cuando se trata con niños, es importante que las instrucciones sean precisas y concretas para que el niño las pueda entender. Dependiendo de la edad del niño, estás también podrían ir acompañadas de información que explique el por qué de las instrucciones, ya que éstas pueden generar rechazo o miedo en los pacientes infantiles.

Buen tono de voz

El tono de voz es un aspecto clave en la comunicación verbal que va más allá de las palabras. Si lo sabemos utilizar debidamente puede ayudar mucho a restablecer comunicaciones perdidas en pacientes con conductas no colaboradoras. Por ejemplo, con un cambio súbito y abrupto del tono de voz, puede devolvernos la atención del niño; eso sí, luego debemos contrarrestarlo rápidamente con un alabo cuando la conducta del pequeño cambia a la correcta.

Disminuir la ansiedad de los padres

Muchas veces, parte de la ansiedad que tienen los niños antes de su primera consulta con el dentista, viene de la ansiedad que sienten los padres y le transmiten, Por lo mismo, al disminuir este miedo paternal, podremos tratar efectivamente a los niños.  Esto lo podemos lograr ofreciendo más información a los padres sobre técnicas disponibles para controlar la ansiedad de su hijo, por ejemplo.

Ludoterapia y distracción

Se trata de distraer un poco al niño de lo que está pasando en la consulta, eliminando tensiones y miedos. Esto también nos ayuda a reforzar la comunicación con el paciente, que al hablar con nosotros se sentirá más tranquilo porqué eliminará la sensación de estar en contacto con un desconocido.

La Ludoterapia, entonces, busca distraer al paciente hablando sobre temas eternos a la consulta dental, como hobbies u otras cosas más agradables para él. Un ejemplo de ello puede ser preguntar o interesarnos por temas ajenos a nuestro tratamiento durante la preparación para la anestesia. Otro tipo de distracción puede conseguirse con juguetes, dibujos y pósters en el caso de los más pequeños, o incluso con música.

Otras variables que influyen en la conducta del niño durante la atención odontológica

Si es verdad que la comunicación es el factor decisivo en la adaptación a la consulta odontológica, existen otras variables que también debemos tomar en cuenta si queremos alcanzar el éxito en nuestro trato con los pacientes infantiles. Estas son:

Ambiente odontológico


Ya que el primer objetivo que debe alcanzar el especialista es infundir confianza en el niño y hacer agradable el primer contacto, necesitará comenzar en un área adecuada, recreativa, separada del consultorio, en la cual se puedan integrar los niños, crearles confianza y reducir la ansiedad


Odontólogo

El odontólogo sirve de fuerza orientadora principal, por lo que debe dar el ejemplo para todo el personal, además es importante que se mantenga objetivo y conserve su capacidad para evaluar a los niños con exactitud.

Como dijimos anteriormente, la comunicación que establezca permitirá que el odontólogo conozca mejor a su paciente y que pueda lograr que el niño se relaje y coopere con el tratamiento. Por lo tanto su lenguaje debe depender de la edad del niño y debe tener una voz suave y clara. Así, logrará un acercamiento exitoso con el niño, permitirá una buena adaptación y creará una atmosfera de confianza y un ambiente placentero.

Personal auxiliar

La manera como se conduzca el personal auxiliar, también puede afectar dentro del proceso de adaptación. Todos deben conocer sus deberes, tener claro lo que está sucediendo en el consultorio y conocer los objetivos perseguidos, desde el momento en que el niño entra a la sala. Por lo que el personal debe estar capacitado y bien adiestrado, además de tener una apariencia agradable.


Padres


Como dijimos anteriormente, la conducta de los padres afecta directamente la conducta del niño. Estos ejercen una profunda influencia sobre el niño, afectando el comportamiento de éste en nuevas situaciones.

Numerosos estudios han demostrado que padres que permiten autonomía y expresan afectos tienen hijos amistosos, cooperadores y atentos; a diferencia de padres punitivos e indiferentes, que generan hijos intolerantes con conductas negativas. Por lo tanto, el especialista debe intentar primero ganar la confianza de los padres, reducir sus angustias y educarles en el tipo de conducta que se debe tener durante el proceso de adaptación para que este sea exitoso.

Niños

Para lograr el tratamiento dental del niño en la consulta odontológica, debe comprenderse su conducta y la etapa de crecimiento en la que se encuentran. Esto porque la conducta va a variar de acuerdo a la edad que tenga el niño. Estas son.

  • Dos años: En esta edad los niños sienten dependencia hacia la madre y dificultad para establecer relaciones interpersonales. Necesitan tiempo para habituarse a situaciones nuevas. Sufren cambios rápidos de humor. Se cansan con facilidad.
  • Tres años: Sienten curiosidad sobre el mundo de alrededor. Tienen un mayor contacto verbal. Existe el deseo de imitación.
  • Cuatro años: Gran actividad física y mental. Son inquisitivos y grandes habladores. Desean probar nuevas experiencias. Sienten confianza en sí mismos.
  • Cinco años: Estabilidad emocional. Pensamiento realista en secuencias lógicas. Deseo de ser aceptado. Son sensibles a las alabanzas y recriminaciones.
  • Seis años: Alternancia entre el afecto y el rechazo. Autoafirmación. Tendencia a la hipocondria. Tienen poco interés por el orden y la limpieza.

La primera experiencia con el dentista

La primera visita odontológica debe ser agradable, positiva y simple, ya que el comportamiento futuro del niño va a depender en gran parte de esta primera experiencia.


Es necesario realizar las operaciones más sencillas e ir avanzando a las más complejas, a menos que sea necesario tratamientos de urgencia. Por ejemplo, se puede hacer un examen clínico, toma de radiografías, profilaxis, fluoruros, etc Todas estas constituyen formas de adaptación del niño al tratamiento dental.

¿Qué hacer cuando un miembro de la familia está perdiendo la memoria?

La llegada de la edad dorada trae consigo la pérdida de varias de las capacidades de nuestro cuerpo, nuestras habilidades motoras dejan de ser las mismas y las conexiones que mandan información dentro de nuestro cerebro comienzan a fallar más de la cuenta, resultando en confusiones y pérdidas de la memoria grave.

Así, muchos ancianos sienten que su vida y sus recuerdos se le van escapando de las manos, y es cuando más necesitan del apoyo de sus familiares y seres queridos para enfrentar este nuevo reto y encontrar la felicidad en esta etapa.

Por eso, si un familiar en casa presenta síntomas de pérdida de memoria, debes informarte sobre todo lo que puedes hacer para ayudarle.

¿Cómo funciona nuestra memoria?

La memoria no es más que  es la capacidad que nos permite mantener información de manera activa en nuestra cabeza y usarla en nuestro día a día. Sin embargo,  no solo apelamos a esta herramienta cuando aprendemos algo nuevo, sino también cuando realizamos actividades prácticas y de rutina como podría ser hablar por teléfono mientras preparamos algo en la cocina.

A su vez, existen distintos tipos de memoria como:

  • La memoria a corto plazo: donde almacenamos la información durante un periodo de tiempo corto, como por ejemplo cuando intentas memorizar un número de teléfono o aprender un nombre nuevo.
  • La memoria a largo plazo: donde almacenamos información más compleja durante un periodo de tiempo más prolongado, cómo por ejemplo, algún nuevo concepto, o algún suceso de tu vida. 

¿Qué pasa cuando perdemos la memoria?

La pérdida de memoria sucede cuando nuestro cerebro no es capaz de acceder a la información que le demandamos.Esto no quiere decir que la información ya no esté allí, lo que sucede es que no podemos encontrarla. La realidad es que, al igual que nuestro cuerpo, nuestro cerebro también envejece y va perdiendo facultades.

De hecho, es un problema tan común en la tercera edad, que según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) “el número de personas que padecen demencia se triplicará en los próximos 30 años”.

Con frecuencia, la pérdida de memoria es considerada un síntoma inequívoco de demencia senil, la cual es una enfermedad que comprende una variedad de otros síntomas, como el deterioro de la memoria, razonamiento, juicio, lenguaje y otras habilidades de pensamiento durante el envejecimiento.

Sabemos que nuestro ser querido está teniendo pérdidas de memoria cuando tiene los siguientes síntomas:

  • Suele perder objetos personalesde forma habitual.
  • Se le dificulta encontrar las palabras adecuadas para expresarse.
  • Repite las mismas preguntas una y otra vez.
  • Se pierde en lugares que conoce bien.
  • Le cuesta recordarcitas o encuentros.
  • Olvida palabras comunes.
  • Confunde palabras, como por ejemplo “cama” en vez de “mesa”.
  • Deja objetos en los lugares equivocados, como por ejemplo, las gafas dentro de la nevera.
  • Tiene cambios de humor sin razón aparente.

Una vez llegados a este punto, podemos estar lidiando con dos tipos de pérdida de memoria diferentes:

  • La transitoria: es aquella en la que se olvida temporalmente alguna información pero que vuelve más tarde a nuestra memoria. Puede deberse a la toma de ciertos medicamentos o de forma natural, como nos sucede a todos, incluso en nuestros años jóvenes, cuando olvidas el nombre de una persona o una dirección. 
  • La permanente: este caso es más serio, ya que el olvido de la información es de forma permanente. Por consiguiente, se hace imposible llevar una vida plena y productiva, en la que podemos trabajar de forma independiente y mantener una vida social activa.

¿A qué se debe la pérdida de memoria?

Aunque la pérdida de memoria está directamente relacionada con la llegada de la vejez, si existen varios factores que pueden estar detonando esta enfermedad, incluso en personas jóvenes. Algunas son:

  • Problemas de salud: puede pasar que la pérdida de memoria se deba a la ingesta de ciertos medicamentos y sus efectos secundarios sobre nuestro organismo. Es muy común ver que algunas personas sufren de pérdida de memoria a causa del abuso dl alcohol, problemas con el tiroides, la falta de oxígeno en la cabeza debido a un ictus, tratamientos como la quimioterapia o la radioterapia, entre otros.
  •  Envejecimiento: como ya hemos explicado anteriormente, la vejez es uno de los principales detonantes de la pérdida de memoria, puesto que en esta etapa nuestro organismo se vuelve más débil y vulnerable. Sin embargo, este mal no solo afecta a los adultos mayores, sino que también podemos ver su incidencia en personas jóvenes. Si estas pérdidas de memoria se vuelven severas se trata un deterioro cognitivo leve y si es más exagerado, nos encontraremos con un caso de demencia.
  •  Alzheimer: esta es una enfermedad bastante frecuente en la tercera edad que implica un deterioro progresivo grave de las facultades mentales de quien la padece. Al principio los olvidos no impiden que el adulto mayor realice sus actividades diarias con total normalidad; sin embargo, mientras la enfermedad va avanzando, los olvidos aumentan y se vuelven más severos, haciendo imposible que pueda desarrollar sus actividades de rutina de forma independiente.  
  •  Problemas emocionales, estrés o ansiedad: cuando pasamos por etapas llenas de una alta carga emocional, donde nos encontramos bajo mucho estrés o incluso, estamos experimentando ansiedad, podemos comenzar a tener pérdidas de memoria. Esto porque las emociones muy intensas hacen que nos centremos en determinados hechos o personas y nos olvidemos de otras.
  •  Deterioro cognitivo leve: se trata de una pérdida de memoria leve que se da en ciertas y determinadas circunstancias y que no afecta la realización de nuestras actividades de la vida diaria. Sin embargo, este puede ser unpreaviso de demencia.
  •   Demencia: como ya lo hemos explicado anteriormente, este suele ser un problema muy común en las personas ancianas y se debe a la aparición de problemas cognitivos, como la pérdida del habla.
  •  Cargas emocionales fuerte: se trata, por ejemplo, de cuando pierdes a un ser querido y caes en una etapa de depresión fuerte, lo que puede llevar a  las personas ancianas a experimentar pérdidas de memoria. En este caso en particular, hay que tener mucho cuidado y vigilar los síntomas de cerca, porque por lo general suele confundirse con un caso de demencia o Alzheimer.

¿Qué se puede hacer para prevenir la pérdida de memoria?

Nuestros amigos de Agencia Sant Pau, profesionales especialistas en el cuidado de adultos mayores, nos facilitan una serie de consejos que podemos seguir para ayudar a nuestro ser querido con pérdida de memoria:

Las primeras personas en notar este tipo de problemas son los familiares y seres queridos del adulto mayor, mientras que la persona afectada no podrá reconocer los síntomas ni diagnosticar su condición por si sola. Por eso, si notas algún síntoma de pérdida de memoria grave, lo primero que debes hacer es hablarlo con tu familiar y animarlo a visitar a su médico de confianza para que pueda darle el diagnóstico más adecuado y la forma en la que debe proceder ahora.

Sin embargo, esto no es tan sencillo como suena, puesto que para las personas afectadas es muy difícil aceptar la perdida de sus habilidades y pueden caer en negación o depresión, evitando la ayuda de los demás.

En este caso, te recomendamos que al hablar, intentes utilizar  buenos términos, tener paciencia y buen tono en las palabras usadas. Es importante en que la persona con pérdida de memoria se sienta apoyada, querida y atendida en todo momento, ya que el cariño que reciba de parte de sus seres queridos es pieza clave para su mejora.

Por otro lado, para ayudar a prevenir la pérdida de memoria,  hay ciertos consejos que podemos seguir, como por ejemplo, ejercitar el cerebro. Nuestro cerebro tiene la capacidad de adaptarse al uso que le damos y lo podemos ir entrenando como cualquier otro músculo, lo que quiere decir, que mientras más lo uses, mejor funcionará.

Por lo mismo, la actividad mental y los aprendizajes nuevos favorecen su desarrollo. Si estimulamos la capacidad de atención y memoria, estaremos un paso más adelante en nuestros intentos de retardar los efectos más nocivos del paso del tiempo. Para esto podemos:

  • Tener un sueñoconstante y programado.
  • Seguir una buena dieta.
  • Realizar ejercicio físico 
  • Mantener una vida social activa.
  • Realizar actividades cognitivas como leer, escribir, ir al cine, jugar a juegos de mesa, hacer sopas de letra o crucigramas.

Para ser un poco más específicos, buscamos estimular los sentidos (vista, oído, olfato, tacto y gusto) de una forma en la que estén involucrados también los procesos cognitivos (como la memoria o el lenguaje)y, que sea complementado con elementos emocionales, motivacionales y sociales(como el afecto de la familia),  permitiéndonos desarrollar una correcta y completa rutina para estimular los recursos cognitivos del adulto mayor afectado.

Así, estamos ejercitando nuestro cerebro, evitando que se atrofie y deje de funcionar. Además, y como dijimos anteriormente, se debe buscar la ayuda de un especialista, como un neurólogo, logopeda o terapeuta ocupacional. Esto porque nos pueden ayudar a seguir actividades y rutinas que nos ayuden a luchar contra la condición y mantener una vida diaria lo más independiente y funcional posible. Todo esto sin olvidar el apoyo de todos los miembros de la familia, que con su cariño y paciencia ayudarán al enfermo a realizar todas aquellas actividades que repercutan de forma muy positiva en la evolución de la enfermedad.

Guía para shopaholics: ventajas y desventajas de comprar en un outlet

Un outlet es un establecimiento comercial que se especializa en vender productos que están en stock o que son de temporadas anteriores. Por este motivo, se encuentran a un precio menor.

Normalmente, se concentra en el sector de la moda. En estos establecimientos, hay ropa de marcas reconocidas pero que, al ser de anteriores temporadas, más económica que la actual. De esta forma, por un lado, el cliente puede llevar ropa de marcas consideradas importantes en el sector sin realizar un gran desembolso. Por otro, la empresa puede sacar al mercado todo aquel stock sobrante y sacarle un rendimiento. Hay que tener en cuenta que, en el sector de la moda, los márgenes son muy amplios, por lo que toda venta repercute de forma muy positiva en ellos. También podemos encontrar muchos outlet relacionados con los electrodomésticos.

Para aquellos que prefieren comprar desde la comodidad de su casa, también existen los outlets por Internet. Desde casa y con la tarjeta de la entidad financiera correspondiente, se puede hacer el pedido que se desee y se recibe en casa en un plazo reducido de tiempo. En este caso, normalmente las empresas sí aceptan devoluciones, ya que se entiende que, al no haber podido ver físicamente el producto, hay cierta incertidumbre sobre si colmará las expectativas depositadas en él. Este formato es especialmente popular entre el público más joven, ya educado y usuario habitual de Internet y las redes sociales. 

Los outlets, entonces, son uno de los mercados que más han crecido en los últimos años debido a que está relacionado con el low cost, es decir, aquellos productos que se pueden encontrar a un precio menor al de la media del mercado.

Las ventas de estos establecimientos han subido y, gracias a unos precios más bajos y competitivos, han conseguido captar el interés de un importante número de compradores. Las razones son variadas, pero la que parece más definitiva es el crecimiento del mercado low cost como consecuencia de la crisis económica, que hace que la renta disponible de las familias haya bajado y tengan menor poder adquisitivo.

Ventajas de comprar en un outlet

  • Variedad de ofertas. La oferta de productos es amplia, los consumidores que acuden a estas tiendas pueden encontrar prendas de vestir, calzado, juguetería, artículos para bebé y muchos más productos necesarios en el día a día y sobre todo en esta temporada.
  • Buenas marcas. Reconocidas marcas ofrecen sus productos en este tipo de tiendas, hecho que hace posible encontrar diversas calidades a bajos precios dispuestas para el público. Tan solo basta con darse la oportunidad de recorrer estas tiendas para encontrar lo que estés buscando.
  • Bajos precios. Sin duda alguna la característica que hace atractivas a la tiendas outlets son los bajos precios.Generalmente este tipo de locales ofrecen productos con descuento en precios como consecuencia de remates de inventario o cambios de colecciones por la variación de las tendencias de moda. 
  • Variedad de marcas. Generalmente los Outlets reúnen varios locales juntos, lo que hace posible ahorrar tiempo al momento de buscar variedad de productos. En un solo lugar usted podrá encontrar prendas de vestir, calzado, juguetes y muchos más artículos. 
  • Modalidad online. H.H.G, expertos distribuidores de moda, recomienda los outlets online ya que los catálogos para compras por Intenert suelen ser mucho más extensos que los que podremos encontrar en las tiendas. Tendremos a nuestra disposición todo tipo de productos: alimentación, electrónica, calzado, ropa, librería, perfumería, y miles de opciones más. La información sobre los productos suele ser muy completa. Colores, materiales, modelos, talles… todas las características del producto/servicio que nos interese comprar estarán en nuestras pantallas. Podemos hacer nuestras compras sin movernos de casa, o el trabajo. No hay necesidad de desplazarnos. Además, ya que la Internet no tiene fronteras, podemos localizar tiendas que se encuentran ubicadas en diferentes partes del mundo. Sólo debemos verificar que hagan los envíos a donde nos interesa. Y finalmente, casi todas las tiendas tienen envíos gratis. Igualmente debemos saber que cada página web, tiene sus condiciones, mejor leerlas antes de comprar para saber si nos conviene agregar algo más a la cesta de la compra para llegar al monto especifico de envío gratis.

La otra cara de los outlets: sus desventajas al comprar

  • Tallas. Si de ropa se trata, en muchos casos por ser remates de inventarios las tallas son limitadas, lo que hace muy posible que se encuentren productos del gusto del cliente pero más grandes o más pequeños. Recuerda que la naturaleza de estas tiendas responde a la necesidad de evacuar sus inventarios.
  • Detalles en los productos. Algunos de los productos que se ofrecen en las tiendas de tipo outlet son aquellos que no cumplen con todos los estándares de calidad para ser ofrecidos en sus demás tiendas. Por esto lo más recomendable es revisar muy bien antes de pagar.
  • No se permiten cambios. Algunos almacenes de tipo outlet  no permiten cambios luego de realizada la compra, esto  hace que exista algo de riesgo a la hora de comprar sobre todo cuando de regalos se trata. Ten en cuenta esto si piensas comprar, por ejemplo, tus regalos navideños en estas tiendas. 
  • Cuidado: Algunos almacenes se camuflan en los centros de tiendas de Outlets para vender a precios regulares, por lo que es recomendable identificarlos para no caer en una compra costosa. Ten la precaución de comparar precios para que no creas que estás ahorrando, sin estar haciéndolo de verdad. 
  • Las desventajas del modo online: No es posible probar el artículo antes de comprarlo. En Internet no hay vendedores, y no podemos tener el producto en nuestras manos. La imaginación es quien debe trabajar para convencernos, y el riesgo de equivocarnos siempre estará. Por otro lado, al comprar por Internet tenemos que tener en cuenta, que dependiendo de la dirección de recepción, tendremos que esperar cierto tiempo para recibir nuestra compra. No siempre se cumplen los plazos estimados, y eso nos puede traer problemas, sobre todo cuando viajamos. Así que debemos tener en cuenta, con tiempo, si queremos comprar online, para asegurarnos que nuestros pedidos nos lleguen cuando queremos.