El futuro de la odontología

Como insisten desde la Clínica CoolDent, hay que contar con el que el sector dental es de gran complejidad y cambia. Ellos llevan constatándolo desde hace años, pero si miramos, digamos 10 años vista, muchas de las personas creen que adquiere cada vez mayor importancia el que se produzca una transformación digital en el sector.

La digitalización y su papel en el sector

Ahora la odontología vive momentos de gran revolución en lo tecnológico y ya es una disciplina fundamental en los servicios de salud. La aplicación a nivel diario de estas tecnologías de nuevo cuño ayudan a que la calidad en el servicio sea mejor.

Los odontólogos terminan disponiendo de más herramientas, algo que puede repercutir en la reducción del tiempo de tratamiento, así como en el aumento de la precisión en los procesos que se aplican, así como en el incremento de la comodidad, no solo para los profesionales, también para los pacientes.

Podemos decir que es cierto que la sociedad en España va perdiendo y seguirá teniendo menos miedo de acudir al dentista. Tanto los protésicos como los clínicos cada vez trabajan más unidos.

Esto es Importante, pues los nuevos conocimientos en la práctica diaria en las clínicas no deben olvidarse para una mejor experiencia. No hay que olvidar que las generaciones cada vez optan por las herramientas de origen virtual, por lo que hay que estar a lo último en lo tecnológico.

La necesaria concienciación social

Hay una percepción por parte de la sociedad de lo importante que es el cuidado de la salud de la boca. El ir al dentista, que hasta hace poco tenía serias connotaciones negativas ha ido cambiando.

Es un hecho que los pacientes no solo evolucionan, también pasan a tener unas necesidades diferentes. Se creen que en unos 10 años ya no haya temor de ir al dentista. Para ello es necesario que siga habiendo nuevos profesionales con gran formación.

El futuro vendrá con una serie de procesos que cada vez serán más digitalizados, con una mayor calidad en menor tiempo y con una reducción económica evidente.

La prevención, eso sí, va a seguir siendo importante, pues al final es la herramienta que tiene más eficacia para el cuidado de la salud en general y bucal en particular. Los tratamientos dentales dan cada vez más resultados y eso hace que podamos disfrutar de dientes limpios y sanos si prevenimos y acudimos al dentista.

La necesaria concienciación va a ser una máxima en estos próximos años donde el consumidor va a poder tener un control mayor de la higiene usando cepillos dentales inteligentes para saber cómo se está llegando a cepillar los dientes, las veces que lo está haciendo y poder recibir un asesoramiento para saber cómo se debe proceder para lograr los objetivos que sean necesarios.

Esta mayor concienciación por parte de la población es la que hace que se tenga una mayor exigencia hacia la labor que realizan los profesionales. Estamos viendo como nos dirigimos a un mundo de lo más digital, donde la odontología se centra de forma clara en los pacientes, con unos tratamientos de mayor precisión y predecibles. La competitividad es la clave y lo veremos reflejado en la formación del especialista.

Cada vez los pacientes buscan la mejora de la experiencia, por lo que creemos que en no demasiado tiempo, los trabajos manuales de los odontólogos van a ser sustituidos por la asistencia por ordenador, donde el profesional va a tener que estudiar, hacer el plan y contar al paciente todos los conocimientos sobre el procedimiento al que se va a someter.

Los pacientes por este motivo cada vez disponen de una mejor información, lo que hace posible que hagan una odontología de carácter emocional donde se pueda empatizar con ellos y pase a ponerse en franco valor la formación especializada.

La tecnología y modernización está llegando a todos los sectores y en este sentido la salud dental se beneficia de ello, pues además es de los sectores más boyantes en lo económico, lo que hace que siempre estén a la última cuando se trata de innovar en muchos campos y no solo el sanitario en particular.

Esperamos que todo esto sirva para poner en valor este campo y los grandes avances que se van a producir no solo en el presente , también en un futuro que se presenta emocionante y no solo en este sector, pues las nuevas tecnologías van a cambiar nuestro mundo en muchos sentidos y habrá que estar preparados para afrontarlo.