10 ideas de manualidades para decorar el jardín

Si te apasiona tanto como a mí hacer manualidades y tienes un jardín o porque en tu casa seguro que te encanta este artículo, ya que he reunido 10 ideas de manualidades para decorar el jardín. Unas manualidades muy sencillas y que en muchos casos podrás hacer con los peques de la casa.

  • Crea macetas con latas viejas

La primera idea de este artículo es muy pero que muy sencilla de hacer y consiste en crear macetas con latas viejas. Seguro que compras conservas y mermeladas, pues puedes darle una segunda vida a las latas o tarros. Tendrás que vaciarlas y limpiarlas bien, quitando todas las etiquetas. Una vez que ya estén impolutas puedes pintarlas de colores, dibujar elementos decorativos como flores o mariposas y así tendrás unas preciosas macetas perfectas para poner pequeñas plantas como cactus.

  • Instala una guirnalda de luces en tu pérgola o sombrilla

La segunda idea dará un toque especial a tu jardín por las noches. La guirnalda de luces la puedes hacer tú misma, existen multitud de tutoriales en la red con diferentes materiales, aunque a mí me encanta el resultado de la guirnalda de luces con pelotas de ping pong. Sí para hacerla por supuesto necesitarás la tira de luces, pero como elemento de decoración se añaden las bolas a cada bombilla, lo que aporta un estilo único y diferente.

¿Y qué hacer con la guirnalda? Pues puedes colocarla en cualquier sitio del jardín, desde la pared a la valla, pero el mejor resultado a mi gusto es en pérgolas y sombrillas junto a veladores. En el jardín de mi casa instalamos el verano pasado una pérgola de Toldos Clot estilo glorieta y para decorar por las noches añadí este elemento decorativo y el resultado es impresionante. ¡Lo que pueden hacer unas simples luces!

  • Utiliza la vieja bicicleta como decoración

Continuamos con otra idea de manualidad digna de aparecer en Pinterest y se trata de utilizar una vieja bicicleta. Por supuesto, esta manualidad dependerá de que tengas una bicicleta vieja que no te importe utilizar como decoración. Pero puedes comprar una en alguna tienda de segunda mano por muy poco dinero, ya que no necesitarás que funcione ni que tenga todas las piezas.

Si dispones de la bicicleta la manualidad consiste en pintarla en un color bonito, ya sea blanco o algún tono pastel. Y después decorarla con plantas y añadir elementos decorativos extra como hilos en el manillar. Así tendrás una bicicleta para crear un rincón diferente en tu jardín.

  • Crea tus propios faroles con jaulas

Si alguna vez has tenido mascotas puede que conserves las jaulas, sino puede que algún familiar o amigo que tenga alguna jaula vieja que no utilice. La idea de esta manualidad es vaciar la jaula de cualquier dipo de comedero o soporte extra, limpiarla bien y pintarla de un color bonito. Después en el suelo de la jaula puedes colocar piedras decorativas. Pero el toque final está en las velas para convertir la jaula en un farol DIY.

  • Sofás o mesa con palets

Si no disponemos de mobiliario de exterior puedes fabricarlo con tus propias manos. Puedes hacer fácilmente sofás y mesas con palets. Los palets los puedes comprar fácilmente en Internet, pero incluso puedes pedir a alguna empresa. Muchas compañías reciben sus productos en palets que tras recibir la mercancía tiran. Por lo que no les importará darte algún palet que no utilicen.

Una vez que tengas los palets, ya sean comprados o utilizados, deberías limarlos para eliminar cualquier tipo de astilla o aspereza y posteriormente pintarlos. Para la mesa te bastará con los palets, pero para el sofá necesitarás cojines. En las principales tiendas de decoración encontrarás cojines para palets, con las medidas habituales. Por lo que no te será nada complicado conseguir todos los elementos para crear tu propio sofá de palets. Y el resultado es increíble y sobre todo, muy barato.

  • Da vida a animales y gnomos con arcilla

Los animales y gnomos son un elemento decorativo clásico que no puede faltar en ningún jardín. Y puedes hacerlo tú mismo o misma. Y si tienes pequeños puedes pedirles ayuda o que den rienda suelta a su imaginación contigo. Esta manualidad consiste básicamente en dar vida al personaje que tú desees con arcilla, ya sea una rana, un gnomo o una tortuga. Tras darle vida con la arcilla deberías pintarlos y colocar en tu jardín.

  • Una casa para pájaros con palos de helado

Para esta manualidad también puedes pedir ayuda a los más pequeños de la casa, porque es muy sencilla y les encantará hacer una casa para pájaros. La manualidad se puede hacer con madera, pero la manera más sencilla y económica es con palos de helado, sí los típicos palos de helado de madera. Puedes pintarlos y posteriormente ir pegando hasta dar con la casa. En la red podrás encontrar el paso a paso de esta manualidad. Una vez que ya hayas dado la forma a la casa tendrás que añadir un hilo para que se pueda colgar de la rama de uno de los árboles de tu jardín.

  • Una veleta con materiales reciclados

Para esta idea no necesitas comprar nada, ya que seguro que dispones de todos los materiales necesarios en tu hogar. Solo se necesita un par de pajitas de plástico, un poco de papel o cartón y un plato de plástico. Explicar esta manualidad es un poco complicado, pero con una simple búsqueda en la red podrás encontrar imágenes con el resultado que te ayudarán a entender todo mejor. La idea consiste en el plato dibujar las direcciones (Norte, Sur, Este y Oeste) para actúe como base. Posteriormente, las pajitas serán los palos de la veleta, tanto el horizontal como el vertical. Y a ambos lados de la pajita horizontal deberías colocar flechas para poder ver la dirección del viento.

  • Mariquitas de piedra

Seguro que en tu jardín cuentas con bastantes piedras, pues busca algunas con forma plana. Si no puedes dar un pequeño paseo por el campo o la naturaleza y coger un par de piedras planas. Eso sí, no cojas nunca piedras de espacios naturales o protegidos. ¿Y cómo convertir las piedras en mariquitas? Pues con un poco de pintura e imaginación. Y posteriormente estas piedras las puedes colocar en el césped de tu jardín o esconder por rincones. Además de un elemento decorativo puede ser un divertido juego para los niños, encontrar las mariquitas perdidas por el jardín.

  • Convierte una vieja maceta en una campana

Y la última idea de manualidad es convertir una vieja maceta en una linda campana. Para hacer esta idea de bricolaje necesitarás un poco de cuerda o soga, una vieja maceta de arcilla (que también puede ser nueva) y una bola grande o cuenta de madera, las típicas bolas para hacer pulseras, pero más grandes.

La manualidad es bastante sencilla, pero si tienes dudas siempre puedes buscar el paso a paso, ya que hay diferentes ideas para conseguir convertir una maceta en campana. Normalmente, el primer paso siempre es pintar la maceta para darle un aspecto diferente y renovado. Posteriormente, hay que hacer un agujero a la maceta en la base para poder pasar por ahí la cuerda con la bola, que será el elemento que aporte el ruido característico al cochar con la maceta. Y ya tendrías lista tu manualidad para decorar tu jardín.

Estas son las 10 ideas de manualidades para decorar jardines que más me gustan, espero que también sean de tu agrado y te animes a realizar alguna de ellas.

Los Grados Superiores, una buena opción formativa para tus hijos 

Como padres o madres siempre queremos el mejor futuro para nuestros hijos. En todos los planos de su vida, pero sobre todo esperamos que reciban la mejor educación posible porque garantizará que como adultos tengan más opciones laborales. 

Es común que se espere como padres que nuestros hijos tengan una educación superior y es habitual que se tienda a pensar en grados universitarios. No obstante, también hay que considerar los Grados Superiores, ya que son una opción muy interesante. 

Y en este artículo te vamos a dar 8 motivos por los que los Grados Superiores hoy en día son una buena opción formativa para tus hijos. 

· Se puede acceder de diferentes maneras a los Grados Superiores 

La primera cuestión interesante que hay que conocer sobre los Grados Superiroes es que se puede acceder de diferentes maneras. Así, a un ciclo formativo superior se puede entrar con el Bachillerato. Suele ser la forma más rápida, pero también existen otras maneras. 

Así, el Gobierno indica que para acceder a un ciclo formativo de Grado Superior se necesita alguna de las siguientes titulaciones o pruebas: 

  • Título de Bachiller o un certificado de haber superado todas las materias del Bachillerato

  • Título de Bachillerato Unificado Polivalente (BUP)

  • Haber superado el segundo curso de cualquier modalidad de Bachillerato experimental.

  • Estar en posesión de un Título de Técnico (Formación Profesional de Grado Medio). Aunque en este caso, tal y como indica el Gobierno: “Siempre que la demanda de plazas en ciclos formativos de grado superior supere la oferta, las Administraciones educativas podrán establecer procedimientos de admisión al centro docente, de acuerdo con las condiciones que el Gobierno determine reglamentariamente”.

  • Título de Técnico Superior, Técnico Especialista o equivalente a efectos académicos.

  • Haber superado el Curso de Orientación Universitaria (COU).

  • Tener cualquier Titulación Universitaria o equivalente.

  • Haber aprobado la prueba de acceso a ciclos formativos de grado superior (se requiere tener al menos 19 años en el año que se realiza la prueba o 18 para quienes poseen el título de Técnico).

  • Haber superado la prueba de acceso a la Universidad para mayores de 25 años

· Los cursos suelen ser de dos años 

Los grados superiores suelen durar dos cursos lectivos. Normalmente el primer año es completo de teoría, mientras que el segundo se compaginan clases y prácticas. Así los estudiantes acceden antes al mercado laboral que si estudiasen una carrera universitaria. 

· Diferentes temáticas de especialización 

La oferta formativa en ciclos de formación superior es muy amplia. Existen opciones para todos los gustos y de todas las ramas o áreas laborales posibles. Desde las tradicionales que todos conocemos como Administración, Electricidad, Mantenimiento, pasando por Turismo, Artes Gráficas o Imagen y Sonido. Son un total de 26 familias profesionales, de las que muchas cuentan con varios títulos diferentes. 

Sí que hay que tener en cuenta que cada centro de estudios ofrece diferentes modalidades y que algunas titulaciones se pueden cursar en muy pocos centros en España. Aunque siempre se puede consultar la oferta disponible en la web todofp.es, una página del Ministerio de Educación en la que se detallan todos los títulos, dónde se pueden cursar, los perfiles profesionales que consiguen los alumnos tras su estudio, los planes formativos y los conocimientos que se van a adquirir. 

· Es una manera de saber si realmente les gusta una materia

Muchos jóvenes no tienen claro al 100% a qué se quieren dedicar. Pues los Grados Superiores pueden ser una forma de descubrir si realmente les apasiona una materia, ya que tienen una duración mucho más corta que una carrera y suelen ser mucho menos costosos. 

· También cuentan con programas de movilidad 

Todos sabemos que en las carreras se puede cursar un periodo en el extranjero. Esto es un aliciente para muchos jóvenes que sueñan con viajar y descubrir otro país. Pero hay que señalar que los ciclos formativos también cuentan con programas de movilidad. El más común es el programa Erasmus +, un programa que se centra en el aprendizaje con una clara vocación de internacionalización, ya que brinda la posibilidad a los estudiantes de estudiar fuera con el objetivo de mejorar las capacidades educativas y formativas.

· Suelen tener un periodo de prácticas en empresas 

Otra de las ventajas de los ciclos formativos es que los planes de estudios suelen incluir prácticas en empresas. “Normalmente los planes de estudios de los Grados Superiores se dividen en horas teóricas y prácticas. Lo habitual es que sean cerca de 1650 horas lectivas y 350 horas de prácticas”, indican desde la Escola Universitària Barcelona, que entre su oferta formativa se encuentran títulos de Grado Superior, Grados o Másteres. 

Y estas prácticas son una oportunidad para los jóvenes, ya que les permite adquirir experiencia en el mundo laboral por diferentes motivos. Principalmente las prácticas permiten desempeñar todas las tareas y conocimientos adquiridos en los estudios, pero también son una experiencia que añadir a su currículum. Además, muchos becarios o estudiantes en prácticas tras finalizar su periodo de formación son contratados por la empresa en la que han desempeñado sus prácticas. 

· La inserción laboral es alta 

La inserción laboral de las personas con un Grado Superior es bastante alta. Por ejemplo, según una noticia publicada en el medio online 20 minutos (que puedes leer completa haciendo click aquí) en Baleares cerca del 70% de los estudiantes de FP consiguen trabajado tres años después de haberse titulado y además en el caso de la FP superior esta cifra es mayor, alcanzando el 78% apenas un año después de haber finalizado sus estudios.  

· Se pueden complementar con un grado universitario 

Por supuesto, los estudiantes de Grado Superior pueden completar sus estudios con un grado universitario. Además, si la titulación es de la misma rama puede que algunas asignaturas se puedan convalidar, reduciendo las asignaturas que deberán aprobar para conseguir la carrera. 

Estas son las 8 razones más importantes que convierten a los Ciclos de Formación Superior en una buena opción educativa para los jóvenes.