¿Por qué consumir naranjas?

La naranja es un alimento que tiene gran fama por su alto contenido en vitamina C, pero además de contar con esta famosa vitamina, también hay que añadir que cuenta con más beneficios para nuestro cuerpo. Hablamos de una fruta de gran beneficio para las enfermedades de carácter cardiovascular, resolver inflamaciones o incluso para la prevención del cáncer.

Además de esto, también merece la pena conocer que la naranja es un buen antioxidante por la enorme cantidad de vitamina C, lo que ayuda a que se favorezca la cicatrización, reforzando el sistema inmunológico del organismo.

Las naranjas y la vitamina C

Como decíamos antes, la naranja aporta a nuestro organismo una enorme cantidad de vitamina C. Si se consume de manera diaria la naranja, seguro que quedan cubiertas las necesidades diarias de vitamina C que tiene nuestro cuerpo.

La naranja y el aporte a nivel nutricional

No debemos olvidar su importante aporte a nivel de hidratos de carbono, algo que sucede al contener fructosa, que es un azúcar que se asimila fácilmente por el organismo, mejorando la tolerancia existente a la glucosa, por lo que es de gran beneficio para las personas diabéticas.

Esta fruta es sin duda de gran riqueza en minerales como el potasio, magnesio, calcio o fósforo.

Como nos comentan desde naranjasaldia.es, el aporte que tiene esta fruta en fibra también es digno de ser destacado, una fibra que la vamos a encontrar en la corteza blanca que se sitúa en la naranja. La fibra lo que hace es mejorar nuestro tránsito intestinal, además de evitar factores como el estreñimiento, así como limpiar nuestro tacto intestinal. Dispone además de un efecto saciante, por lo que es ideal para las personas que hacen dieta, evitando la absorción, tanto de grasa como de colesterol.

Nuestro organismo y las propiedades de la naranja

Aumento del colesterol bueno.

Debemos saber que la naranja tiene hesperidina, sustancia de gran beneficio para nuestro cuerpo, pues aumente el colesterol que es bueno y se reduce el malo.

Prevención de enfermedades de carácter degenerativo

La vitamina C es un estupendo antioxidante, lo que ayuda a prevenir al organismo de bastantes enfermedades de carácter degenerativo como son la sordera, cataratas, perdida de la visión, etc.

Eliminación del ácido úrico y la sangre se fluidifica

Los minerales, vitamina C y demás componentes con función antioxidante de la naranja lo que hacen es alcalinizar la sangre.

Buena para evitar los resfriados

El consumo de naranjas en época invernal colabora con nuestro cuerpo a protegernos de resfriados.

Refuerzo de los vasos sanguíneos

La naranja tiene gran cantidad de vitamina P, lo que ayuda a fortalecer los vasos sanguíneos de nuestro organismo.

Fortalecimiento del sistema nervioso

Tiene elevada cantidad de viamina B, lo que le da al cuerpo un nutriente esencial para nuestro sistema nervioso.

Colabora al rejuvenecimiento celular del cuerpo

Como tiene tanta vitamina, se eleva la vitalidad de las células del organismo, poniéndose en movimiento muchas de las funciones de nuestro cuerpo.

Reducción del riesgo de cáncer

La naranja tiene fibra, vitamina C, limoneno y aminoácidos que reducen el riesgo de cáncer. En especial el de colon y mama.

Lucha contra la mala circulación

La naranja es eficaz cara a proteger nuestro cuerpo de enfermedades cardiovascular, algo que reduce la presión de las arterias y así se evitan los trombos en la sangre.

Ayuda a que se formen huesos y dientes

El calcio que contienen las naranjas ayuda a que se formen los dientes y también los huesos.

Colabora a la hora de adelgazar

El contenido alto de la naranja en cuanto a agua, potasio y escasa cantidad de sodio colabora a adelgazar.

Ayuda en la retención de líquidos

Al ser muy diurética la naranja colabora en la retención de líquidos por parte de nuestro cuerpo.

En el embarazo

Las naranjas cuentan con el ácido fólico, que es una sustancia de gran importancia en las mujeres que se encuentran embarazadas, ayudando a que funcionen las células y además colabora en la protección al feto a la hora de contraer enfermedades como la espina bífida.  El ácido fólico es de gran ayuda para no caer en anemias y también como freno de la depresión.

Protección del infarto

El consumo de naranjas a diario es vital para luchar contra la mala circulación, lo que muchas veces es claro responsable de los infartos. Además también la naranja es eficaz para reducir la fiebre, enfermedades del hígado y del estómago,etc.

Ya puedes ver la cantidad de beneficios que tiene la naranja, así que anímate y consúmelas más, que merece y mucho la pena.

Cada vez más menores desean especializarse en algo relacionado con el medio ambiente

Suele decirse que, a medida que la sociedad avanza y pasan los años, las necesidades del ser humano cambian y que hay muchas profesiones que se tienen que rediseñar, que otras desaparecen y que otras nuevas surgen. Y es verdad. El trabajo de las personas debe estar al servicio de la actualidad para que sirva de algo. Y en los últimos años, ya sea en España o en cualquier otro país, hemos venido asistiendo un cambio en lo que tiene que ver con nuestra realidad y las profesiones que ejercemos una vez que salimos al mercado laboral.

Si tuviéramos que decidir qué es ahora lo importante, podrían ocurrírsenos un montón de cosas. Podéis pensar que lo urgente es que terminemos ya con el dichoso coronavirus, y tendríais toda la razón del mundo. Pero nosotros vamos a mirar más allá. Y es que el medio ambiente y su degradación hacen necesario que tengamos que emplear a mucha más gente para el correcto cuidado de nuestra Tierra y para prevenir males mayores a los que ya estamos sometidos a causa de la mala acción humana, que se viene extendiendo durante ya demasiadas décadas a lo largo y ancho del planeta.

Es necesario que, ya desde las escuelas y los institutos, se empiece a trabajar en concienciar a los más pequeños y pequeñas acerca de la necesidad que tiene este planeta para cambiar sus malos hábitos y conseguir de este modo que mejore la situación de nuestro entorno. Y es que, si no es así, nos vamos a enfrentar a graves desgracias más pronto que tarde. ¿Sabéis que el deshielo de los polos puede generar enterramientos enteros de ciudades como Londres? Y no penséis que en España nos libramos, porque Almería y Murcia tienen todas las de perder también con este tema.

La educación debe ponerse también al servicio de las necesidades del ser humano del siglo XXI y de la Tierra. Y eso implica que, en materia educativa, hay que promover estudios dedicados al cuidado de nuestro medio ambiente y el de, por tanto, nuestro planeta. Tenemos una buena noticia para vosotros a este respecto porque, según nos han indicado recientemente desde la academia Elipa, son cada vez más los alumnos que quieren obtener refuerzo en Ciencias de la Naturaleza para intentar servir de algo a este problema. Eso habla a la perfección de los jóvenes y de su compromiso por hacer de este un planeta mejor.

Ya hemos visto que los jóvenes son una pieza fundamental a la hora de conseguir avances en todo lo que tiene que ver con el medio ambiente. Han sido muchos de ellos los que se han manifestado ante varias instituciones públicas de diversa índole para pedir avances a los respectivos gobiernos en este tema. Y es que son conscientes de que, con su corta edad y la avanzada degradación de la Tierra, tienen todas las papeletas para sufrir alguna de las desgracias que os hemos comentado más arriba.

¿Cómo y dónde se puede estudiar algo relacionado con el medio ambiente?

Cada vez hay una oferta mayor en este sentido. El portal web Growpro Experiencie indicaba, en una de sus noticias, algunas de las salidas que tiene el hecho de estudiar algo relacionado con el medio ambiente. Biología, Geología, Biología Marina, Ingeniería Ambiental, Ciencias Naturales, Paisajismo Sustentable, Especialista en Energías Renovables o Gestión Ambiental son las opciones que la página asegura que son ideales para todas aquellas personas que se consideran amantes del medio ambiente y que quieren dedicar su vida profesional a conservarlo por encima de todas las cosas.

Otro portal web, Infoeducación, nos proporciona otra lista de las salidas que tiene el hecho de estudiar algo relacionado con el medio ambiente. Como veis, son muchas las empresas y las actividades que una persona puede desarrollar a este respecto. Y lo mejor de todo es que esa lista se va a ir convirtiendo en algo cada vez más extenso con el paso de los años. No es para menos. Desde luego, un especialista en medio ambiente es algo que necesita nuestra sociedad y que no cabe duda de que va a estar bien valorado, a todos los niveles, más pronto que tarde.

Tenemos que hacer algo para evitar el fin de la Tierra tal y como la conocemos. Y lo tenemos que hacer ya, porque de lo contrario, mañana será demasiado tarde. Todos los expertos nos dicen que estamos viviendo un momento de la máxima urgencia y que es conveniente que todos los países del planeta se empiecen a plantear opciones serias de luchar contra la contaminación, el cambio climático y demás cuestiones que están haciendo de la Tierra un sitio cada día un poco más peligroso. Los profesionales en algo relacionado con el medio ambiente, desde luego, tienen la llave para conseguir avances en este campo.

Guía para padres sobre como lograr que tus hijos coman menos dulces

Las Pautas de Alimentación del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) recomiendan que los niños, y por consiguiente, los padres, limiten el consumo de azúcar agregada a menos de un 10 % de sus calorías diarias.

Sin embargo, la realidad es que dieta de un niño promedio suele tener un contenido tan alto de azúcar que se  puede exceder fácilmente ese límite muchas veces sin darse cuenta.

Lo bueno es que aunque parezca una tarea casi imposible, los padres si pueden llegar a romper con el ciclo de consumir azúcar en exceso con algunos cambios sencillos y mucha paciencia.

Si quieres enterarte de como lograrlo, en este artículo te damos algunos consejos útiles.

Evalúa el contenido de azúcar.

Es importante ver en las etiquetas de los productos la cantidad de azúcar agregada que contienen, ya que en promedio, los azúcares agregados representan aproximadamente el 13 % del total de calorías en la dieta promedio, y provienen principalmente de bebidas, refrigerios y golosinas con azúcar.

Lo bueno es que las etiquetas de alimentos de hoy en día muestran el total de azúcar, que incluye los azúcares naturales como los que tiene una manzana, y puede o no incluir los azúcares agregados que se utilizan para mejorar el sabor.

De esta forma, los padres pueden informarse más fácilmente sobre cuánta azúcar se le agregó a un producto. También ayuda mucho conocer la conversión de azúcar de gramos a cucharaditas (es decir, 4 gramos = 1 cucharadita). Por ejemplo, en una dieta de 2.000 calorías al día, el 10 % equivaldría a unos 50 gramos de azúcar (o 10 cucharaditas).

Descubre el azúcar oculta.

Muchos alimentos que se comercializan como «alimentos saludables» en realidad pueden tener mucha azúcar agregada. Para evitar caer en la trampa, siempre hay que revisar las etiquetas de productos como bebidas deportivas, licuados, barras proteicas y de granola, y yogures. Algunos de estos productos pueden tener de 4 a 5 cucharaditas de azúcar agregada por porción.

Si es así, la fruta entera te funcionará como un excelente sustituto de estos productos. Lo que puedes hacer si tus hijos evitan comerla es derretir un poco de chocolate amargo para sumergir la fruta, lo cual, además, será un postre que les encantará.

Lo que hay que tener cuidado es que sea solo chocolate amargo, ya que este contiene un 70 % de cacao y tiene menos de la mitad de azúcar que el chocolate con leche.

Opta por bebidas sencillas.

Ofrece leche y agua como bebidas principales para tus hijos. Esto porque aunque el zumo de frutas 100 % natural puede formar parte de una dieta saludable, hay que consumirlo con moderación según la edad. Por ejemplo, no se le debe dar a bebés menores de 12 meses, no más de 4 onzas al día para niños de 1 a 3 años de edad, y solo de 4 a 6 onzas para los niños entre 4 y 6 años de edad.

Ya que sabemos que puede ser difícil limitar la cantidad de bebidas azucaradas una vez que los niños se acostumbran al sabor, lo que hay que hacer es darles como alternativa algunas frutas en rodajas sumergidas en agua, dándole algo de sabor sin el exceso de azúcar.

Además, la Clínica Dental Equipo de la Torre te recuerda que como los zumos consumidos con regularidad pueden dar paso a las caries, se debe prestar especial cuidado a la salud bucal de los más pequeños de la casa.

Cambia la cultura.

Con demasiada frecuencia celebramos los días festivos, cumpleaños y otras ocasiones especiales con dulces. Sin embargo, los niños si que valoran otras «golosinas» tanto como las golosinas con azúcar.

Para lograr que muchas de las celebraciones con dulces se conviertan en tradiciones nuevas y más saludables debemos utilizar nuestra creatividad. Por ejemplo, puedes hablar con los maestros, sus entrenadores, jefes de escuadrones de niños exploradores y otros padres para pensar en maneras de celebrar cualquier evento con más diversión y menos azúcar.

Si el equipo deportivo de tu hijo ofrece golosinas después de los partidos, puedes sugerirles a los entrenadores que usen más bien una fruta entera; además de evitar la recomendación de bebidas energéticas. Esto porque  el informe clínico de la AAP sobre el tema indica que los niños no deben tomar bebidas energéticas y en raras ocasiones necesitan bebidas deportivas, siendo la mejor opción el agua natural.

Busca un equilibrio.

Si bien nos gustaría que nuestros hijos se mantuvieran lejos de las golosinas tanto como sea posible, también deseamos que aprendan a equilibrar todas las opciones disponibles cuando puedan tomar decisiones sobre los alimentos por sí mismos.

En este sentido, si mantienes las golosinas bajo llave o las prohíbes completamente, lo que puedes lograr es que se obsesionen por este tipo de alimentos. Lo que debes hacer es  mostrarles que un postre o una golosina ocasional no afectan negativamente su salud siempre que lo hagamos con moderación.

Al tener información sobre el consumo de azúcar y convertir las golosinas ocasionales en parte de la cultura de tu familia, de seguro que tus hijos comienzan a consumir las golosinas con moderación, disfrutándolas de manera más consciente y equilibrada.

Imitación

Los niños siempre suelen imitar a sus padres, por lo que cuando queremos implantar un nuevo hábito, debemos dar el ejemplo.

Por ejemplo, en los colegios suelen ofrecer un menú balanceado en donde le dan prioridad a las frutas más que a los dulces, pero si en casa no repetimos el hábito, no estaremos logrando nada.

Por supuesto, no vale con fingir delante del niño y comer las golosinas a escondidas, puesto que pueden descubrir los escondites del delito y comer a escondidas ellos también. Mejor, únete tu también al menú balanceado y coman todos lo mismo. Tu salud y la de tus hijos agradecerán el sacrificio.

No tener nada insano en casa. 

Si al tener la necesidad de atracarse con un buen manojo de dulces, los niños no encuentran ninguno en casa, se habrá acabado el problema. Así que en vez de comprar tantos productos azucarados, más bien puedes hacerte con zumos sin azúcares añadidos, galletas sin azúcares añadidos, sin grasas de palma, solo unas pocas gominolas, o chupa chups… Y por supuesto, muchas frutas y meriendas saludables.

Eso sí, este es un proceso lento y hay que  ir poco a poco, pensando en que un cambio de esta magnitud cuesta una barbaridad.

Si lo logras, con el paso del tiempo, los niños dejarán de pedir galletas o golosinas porque sabrán que no las hay. Si se queda con hambre, se le puede ofrecer fruta todas las veces que quiera, un trozo de pan seco y sin nada, u otras alternativas de merienda saludables.

La familia y el entorno.

De lunes a viernes, tenemos el tema bajo control porque siempre comemos en casa o en el comedor del colegio. Sin embargo el problema llega durante el fin de semana, cuando hacemos las acostumbradas visitas familiares donde la abuela consentidora o salimos a comer fuera de casa.

Por supuesto, todos sabemos que las abuelas son las peores aliadas a la hora de reducir el consumo de golosinas y que es imposible no terminar comiendo un helado en familia cuando salimos a pasear los domingos por la tarde.

Lo primero que debemos tener en cuenta en estos casos es que nadie se muere por comerse un helado un sábado, o un trozo de bizcocho un domingo. Si el niño sigue una dieta balanceada durante la semana y luego de comer alguna golosina se va a jugar y se olvida de seguir consumiendo más de estas, no hay que ser tan estrictos.

Por otra parte también están los cumpleaños, celebraciones y eventos de todo tipo, en los que nos encontraremos con estas golosinas. Pues bueno, aquí también aplica ser más permisivos ya que no nos vamos a poner a marginarles en un rincón para que todo esto quede fuera de su alcance. No es igual comerlo una vez al mes que 5 veces al día. La diferencia es evidente.

Lo que hay que intentar es que estos eventos no sean la orden del día y que de vuelta a la rutina se siga con la dieta baja en azúcar.

Malos hábitos aprendidos

Al tomar la decisión de que tenemos que hacer algo para que los niños coman menos azúcar, en seguida pensamos en lo imposible y dura que va a ser la vida de nuestros pequeños sin chucherías, sin bollería, sin refrescos…

Sin embargo, estas son nuestras propias percepciones. Los niños pueden ser igual de felices comiendo fruta para el desayuno o un pan con tomate en la merienda como lo serían comiendo un croissant de chocolate o un bollo. Los que en verdad sufrimos por no darles golosinas somos nosotros y trasladamos este pensar a nuestros pequeños.

En conclusión, debemos enseñarnos a desaprender nuestros malos hábitos para poder enseñarles hábitos nuevos y más saludables a nuestros hijos.

Residencias de ancianos, una solución necesaria

En la sociedad española cada vez la esperanza de vida es mayor. Encontrar una solución a la problemática que gran número de familias tienen con los ancianos no es sencillo, hablamos de que hay que apartarse de nuestro ser querido y que vaya a un lugar desconocido, lo que puede llegar a generarnos cierta desconfianza.  El caso es que no todo el mundo sabe que, como nos comentan desde la residencia Nuestra Señora del Rosario en Valladolid, el sector está sometido actualmente a estrictos controles por parte de la administración, tanto autonómica como central.

Uno de los problemas que tienen las familias es cuando los cuidados que tienen con la persona mayor no son todos los que son necesarios para el estado en el que se encuentra. A veces son insalvables por parte de las familias y es cuando debemos considerar de forma importante el pensar en los servicios de una residencia que soluciones toda esta problemática con las debidas garantías.

Los servicios que tienen estas residencias consiguen solventar todos los problemas que suelen tener las personas de avanza edad, en especial en cuanto a la prestación de servicios. Existen una serie de servicios mínimos que regula la Ley y que incluyen la manutención, así como la estimulación de capacidades funcionales con juego y demás actividades, la siempre necesaria dinamización sociocultural, etc.

Existen otra serie de servicios de carácter complementario como son el servicio médico, la atención por parte de psicólogos, etc. Además de otros existentes como el de cosmética, lavandería, transporte o de farmacia.

En relación con las residencias, pero también para los que no se encuentran internos en una, vamos a dar una serie de tips para evitar la soledad en las personas de edad avanzada:

Mantenerse activos

Con independencia de la edad que tengamos, estar ocupado siempre es importante, lo mismo que tener nuestra mente ocupada y en buen funcionamiento en la tercera edad, lo que pueda terminar repercutiendo en una importante mejora en nuestra calidad de vida. Por este motivo es de gran importancia que las personas de una cierta edad pasen a participar en asociaciones culturales, se apunten a cursos o hagan talleres de toda clase.

En estos tiempos, la mayor parte de la gente tiene cerca un centro de la tercera edad o de día, siendo esta clase de sitios la mejor manera de estar activos y de fomentar que las personas mayores pasen a contar con una cierta autonómica y no precisen en todos los casos de una residencia, pudiendo relacionarse con otros individuos que se encuentren en soledad.

Hacer viajes o excursiones

Con respecto a esto, lo mejor que pueden hacer las personas mayores es irse de viaje o excursión siempre que su salud se lo permita. De todos son conocidos los famosos viajes del Imserso, una oportunidad para pasarlo bien y conocer sitios nuevos.

En muchas ciudades hay asociaciones de mujeres o clubes de personas mayores que son los que se encargan de organizar excursiones próximas y de no demasiada duración. Hablamos de una alternativa interesante para todos los ancianos que bien por problemas de salud o de índole económica no se permitan viajar por una larga estancia.

Terapias asistidas con animales

Está demostrado que las personas mayores que están viviendo solos o que habitan en residencias tienen un gran beneficio en lo emocional cuando están en contacto con los animales. Hay ancianos que no se pueden ya comunicar o expresar lo que sienten, lo que hace que aumente el sentimiento de soledad. Por este motivo, el estar en contacto con perros o gatos lo que hace es reforzar la comunicación a nivel afectivo y mejorar la salud emocionalmente.

Aumenta el incentivo en el ejercicio y educación

Hay personas que están en la tercera edad que no tienen estudios y no saben escribir o leer adecuadamente. Por todo ello, el que tengan un servicio educativo adecuado a sus necesidades puede ser un gran estímulo y mejorar de forma evidente la calidad de vida. Esta clase de actividades que evitan la soledad en las personas ancianas pueden funcionar muy bien aunque sean tan simples como mostrarles nuevos juegos de mesa o que aprendas a usar aparatos tecnológicos.

La actividad deportiva en este sentido se considera una magnífica herramienta de terapia para las personas que estén solas. Para los ancianos hay actividades deportivas que se pueden adaptar a las necesidades o problemas de salud. Hay actividades de lo más recomendables para este sector poblacional, además de ejercicios acuáticos como puede ser el famoso aquagym.