¿Qué problemas trata la estética ocular?

Cuando hablamos de estética ocular pensamos únicamente en las intervenciones a nivel estético que lo que hacen es mejorar el aspecto que tiene el contorno de nuestro ojo. El caso es que en esta especialidad oftalmológica se tratan también una serie de problemas funcionales en la zona de los párpados, las vías lacrimales o las órbitas oculares. Mucha gente lo desconoce, pero lo cierto es que las alteraciones de una zona que es tan delicada, pueden llegar a producir una serie de problemas a nivel ocular que los propiamente estéticos.

Las soluciones llegan a los siguientes puntos:

En Estética Ocular, creen que los pacientes que llegan a las clínicas de su especialidad tienen una mayor información de la que tenían hasta hace unos años. Lo que ha provocado, es que las propias clínicas busquen la forma de poder ofrecer más y mejores servicios a unos usuarios de los centros que además suelen ser bastante agradecidos.

Bolsas

Las bolsas en los ojos aparecen por lo general en la zona inferior, manifestándose como una pequeña hinchazón, apareciendo por acumulaciones de líquidos y de grasa. Entre las razones podemos citar el lógico envejecimiento, escasez de sueño o hidratación, además de beber alcohol o fumar tabaco, así como los desajustes a nivel hormonal, las cuales son algunos de los motivos que terminan provocando que aparezcan las bolsas.

El factor hereditario tiene una gran importancia en la aparición de las bolsas, por lo que el problema no se puede prevenir con una serie de hábitos donde la salud sea la protagonista.

Mediante la cirugía podemos eliminar este problema a nivel estético y así volver a recuperar el fresco es nuestra mirada con el procedimiento ambulatorio que no deja cicatrices y hace posible contar con una vida normal en tan solo 48 horas.

Ojeras

Con frecuencia se asocian las ojeras a estar cansado, estresado o a no dormir los suficiente. El caso es que hay más factores, caso de la alimentación desequilibrada, problemas circulatorios, retención de líquidos o problemas a nivel hormonal. En estos casos, los factores a nivel hereditario suelen influir en este tipo de alteraciones.

En estos casos, una buena cirugía lo que hace es ser de gran ayuda en la corrección de las ojeras, pues rellena las partes que están hundidas de manera ambulatoria y con anestesia local, siendo una intervención de lo más rápida, que no tiene cicatrices y que da luz a nuestra mirada.

Párpados caídos

Suelen tener un efecto a nivel estético que da lugar a una mirada apagada, pudiendo incluso reducir la visión, lo que influye notablemente en nuestra calidad de vida.

Como causas podemos citar el envejecimiento, la escasez de estímulo nervioso en los músculos, problemas musculares en el propio párpado, quistes u otros tumores.

La corrección de la ptosis palpebral es un procedimiento ambulatorio estimado en unos cuarenta minutos.

Patas de gallo

Son esas arrugas en las cuales acostumbran a enmarcarse los ojos y que se les llama de manera popular patas de gallo, siendo resultado del envejecimiento a nivel natural. De todas formas, los hábitos de vida y factores genéticos, son importantes de cara a que aparezcan tempranamente. Estamos ante una intervención estética con magníficos resultados que hacen que rejuvenezca el rostro y la mirada.

Al principio del artículo decíamos que la estética ocular como tal, no se asocia solo a las mejoras estéticas, puesto que cuando los párpados terminan por perder el tono, pueden llegar a producirse problemas a nivel funcional, caso del ojo seco.

Por lo tanto, si tenemos problemas de estética ocular, lo mejor es ponerse solución, ya que actualmente, se pueden corregir multitud de problemas de esta índole. Además, ya sabemos que se poder actuar en cuanto a las cataratas, prescibicia o la cirugía refractiva.

No hay que dejar para más tarde los problemas de salud ocular, pues de lo contrario podemos llegar a abordarlos cuando sea demasiado tarde y eso es algo no deseable. Además de a nivel estético, no debemos olvidar que siempre hablamos de que los ojos son nuestra puerta abierta al mundo y solo tenemos dos, por lo que hay que tenerlo siempre presente e intentar mantenerlos lo mejor posible.

Desde aquí os animamos a que acudáis a revisaros la vista siempre que podáis, puesto que realmente merece la pena hacer una revisión como es debido y en el caso de que hayan ciertas cosas a mejorar se ponga solución a este tema tan necesario.  Seguro que de esta forma, te encontraras mejor y podrás disfrutar de todo lo que una buena visión nos ofrece.